Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los Reyes y sus hijas presiden el tradicional concierto de los Premios "Princesa" en el Auditorio de Oviedo

La ciudad ha vuelto a engalanarse para recibir a invitados y autoridades en una cita que ha servido de homenaje al compositor Joaquín Rodrigo, con motivo del 120 aniversario de su nacimiento y el 25 de la concesión al músico valenciano del premio de las Artes

La emoción de Nico Menéndez al conocer a la princesa de Asturias: "Es muy guapa" VÍDEO: Amor Domínguez/ FOTO: Irma Collín

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La emoción de Nico Menéndez al conocer a la princesa de Asturias: "Es muy guapa" R. G. / M. I.

La Familia Real ya está en Asturias. Sus majestades, don Felipe y doña Letizia presiden el tradicional concierto de los Premios Princesa de Asturias en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo, al que han acudido por primera vez la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, y que ha servido de homenaje al compositor Joaquín Rodrigo (1901-1999) para conmemorar el 120 aniversario de su nacimiento y el 25 de la concesión al músico valenciano del premio de las Artes.

Había ganas de alfombra azul y de recibir a la Familia Real. Y eso se notó esta tarde en Oviedo. A las cinco de la tarde (dos horas antes del inicio del concierto con el que se da inicio oficial a los Premios Princesa de Asturias) varios grupos de ciudadanos se congregaban ya en la zona del Auditorio de Oviedo. Entre ellos muchos habituales y algún que otro novato. No es el caso de "Las Nórdicas", que llevan casi dos décadas recibiendo a la Familia Real en Oviedo. Se hacen llamar así porque forman parte del grupo que practica marcha nórdica en Oviedo. Desde hace dieciocho años, a finales de octubre, acuden fieles a su cita con los Premios Princesa de Asturias. "La pancarta la hicimos el año antes de la pandemia como homenaje a la princesa de Asturias", explica Pilar Menéndez. Pilar y sus amigas Mari Paz Castañón, Teresa Varela y Belén Rodrigo acudían a las cuatro y media de la tarde para asegurarse un lugar privilegiado frente al Auditorio Príncipe Felipe. "La espera siempre merece la pena", aseguran. "Hemos visto a las princesas muy mayores y a la Reina muy elegante".

"Las Nórdicas" llevan casi dos décadas recibiendo a la Familia Real en Oviedo VÍDEO: Amor Domínguez/ FOTO: Irma Collín

Todos los asistentes coincidían en señalar la importancia de unos galardones como los que mañana se entregarán en el teatro Campoamor. Sobre todo una de las mujeres que se encontraba entre el público. María Rodríguez Alfonso, vecina de Tenerife pero palmera de origen, tenía esta tarde muchas ganas de ver a José Andrés, el cocinero asturiano galardonado con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia que ha anunciado su intención de donar el premio a los afectados por la erupción del volcán de La Palma. "Es la tercera vez que vengo a los premios. El año pasado me lo impidió la pandemia pero me encanta el ambiente que se respira. He reservado ocho días en Oviedo solo para no perderme nada", aseguraba Rodríguez a las puertas del Auditorio

La Familia Real llega al auditorio Príncipe Felipe de Oviedo Vídeo: Amor Domínguez | Foto: Irma Collín

Entrada en brillos y negros 

El Concierto del Auditorio, previo al gran día de los Premios, se convirtió en una gran pasarela en la que predominaron los brillos, las sedas y gasas en negro y el terciopelo en verde botella, una opción que cobra fuerza este otoño y una tonalidad por la que precisamente se decantó la propia Reina Letizia.

La combinación marfil y negro fue otra de las preferidas y como perfecto ejemplo el dos piezas de Marcos Luengo que llevaba la abogada Victoria Cueto-Felgueroso, esposa de Luis Fernández-Vega, presidente de la Fundación. La directora, Teresa Sanjurjo, lució un abrigo con brocados y fondo crema. Alguna invitada se atrevió con tonalidades más vivas como el naranja o el fucsia.

La ceremonia vuelve al Teatro Campoamor

Los reyes, acompañados de la princesa Leonor y la infanta Sofía, presidirán mañana, viernes, la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias, que regresarán así a su tradicional escenario del Teatro Campoamor de Oviedo después de que la pandemia obligara el año pasado a trasladarla al Hotel de la Reconquista para celebrarse sin público. Aún así, la ceremonia contará con un aforo limitado al 60 por ciento de las 1.313 butacas hábiles del coliseo ovetense, que para la XLI edición de los premios estrenará una escenografía renovada para, entre otros aspectos, dar más protagonismo a la escultura representativa de los galardones y reforzar la asturianía de las raíces de la Fundación Princesa de Asturias, potenciando el tono amarillo presente en el escenario, como reflejo del que aparece en la bandera del Principado.

En este escenario, además del tradicional discurso del rey, se volverá a escuchar a la princesa Leonor, que se desplazará a Oviedo desde el internado de Gales donde estudia desde finales de agosto, y sumará así su tercera intervención en la solemne ceremonia tras estrenarse en 2019 a la edad de 13 años, la misma que tenía su padre en 1981 cuando tomó la palabra por primera vez.

Compartir el artículo

stats