“Al principio un poco nerviosilla, pero después muy bien”, Mari Luz Cristóbal Caunedo –a la derecha de la imagen– entonó para los reyes “La somedana”, una canción vaqueira que grabó en 2005, que no solía llevar en el repertorio y que rescató para la ocasión.

Por lo que cuenta, por lo que tiene de homenaje al concejo que ayer se llevó el “Pueblo ejemplar” 2021, ese que “yo quiero mucho”. Guardando la distancia social, junto a la fuente del pueblo, una tinetense nieta de somedano cantó algo muy concordante con todo lo que ayer se dijo en El Puerto en una gran vindicación del valor colectivo del mundo rural.

Entonó Cristóbal que “aunque sea somedana / nun tengo miedo a naide, / que tengo la cara blanca / como las de las ciudades. / Por los balcones del cielo se asoma San Rafael / a ver el puertu Somiedo / y los vaqueiros sobre él. / Viva San Xuan de Perl.lunes, San L.lourienzo La Peral, Nuestra Señora del Puerto, que buenas mocinas da”. Era una canción “con cierta picardía, pero también reivindica a la mujer vaqueira”. El suyo con la Familia Real al completo fue, resume la cantante, “un encuentro muy distendido y muy agradable” en el que los Reyes y sus hijas “se interesaron por el tiempo que llevaba cantando” y por otros detalles de su carrera artística.