Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Festival Internacional de Cine de Xixón | 59.ª edición

Sandrine Veysset, el humilde tesoro francés

“Apuesto por personajes mujeres, pero busco que el patriarcado no dirija sus vidas”, defiende la cineasta, foco del FICX

Sandrine Veysset, ayer, frente a la Escuela de Comercio de Gijón. | Ángel González

Dice el Festival de Cine de Gijón (FICX) que Sandrine Veysset es uno de los tesoros mejor guardados de Francia. Ella, ya en la ciudad, se encogía ayer un poco de hombros con esta idea. Sabe que, por su forma de trabajar, por su empeño en contratar a actores poco conocidos y no pensar demasiado en el aspecto comerciales de sus filmes, dar con distribuidoras que muestren su película fuera de su país es a veces difícil. Lo consiguió con la primera, “Will It Snow for Christmas?” (1996), que se proyectó en 22 países. Y “Martha... Martha” (2001) también dio el salto a otra decena de nacionalidades. El resto de su filmografía, sin embargo, apenas ha salido de su Francia natal. De ahí que Veysset sea este año uno de los focos del FICX, y de ahí que, en su charla ayer con los medios y su posterior entrevista con este diario, la reputada directora contestase tranquila, sin prisa, como acostumbrada a su injusto papel de desconocida.

Contó Veysset que sus inicios en el mundo del cine fueron más bien casuales. Coincidió en un rodaje con Léos Carax, para quien acabó trabajando como asistente y chófer, y ella le contó sobre su infancia y sus orígenes. El cineasta, fascinado con su figura, le animó a escribir un guion de cine, y la artista acabó creando el filme que acabaría presentando en 1996. “Cuando tenía el guion me di cuenta de que esto solo podía dirigir yo, que no se lo podía pasar a nadie más”, contó. Tuvo la “gran suerte”, añadió, de dar con el productor Humbert Balsan, que le dio absoluta libertad de rodaje. A ella, que le demandaba grabar en tres estaciones distintas y con siete niños actores. “No hubiese hecho cine sin él”, le agradeció.

Veysset entiende sus películas como una simbiosis entre la realidad, que es siempre el punto de partida de sus guiones, y la ficción de los cuentos. Cree que buen ejemplo de ello es su última película, “L’histoire d’une mère”, que se proyectará en los cines Yelmo los días 26 y 27 a las 17.15 y las 20.00 horas.

Ahora, la cineasta está inmersa en el rodaje de un telefilme para la televisión francesa. Es la primera vez que trabaja para una producción televisiva y también la primera vez que lo hace basándose en un guion que no ha escrito ella. “Está siendo raro, bastante difícil, porque todo va muy rápido, siento que no tengo tiempo para dirigir bien a los actores. También perdí bastante tiempo revisando las partes del guion que yo no compartía”, relató. Goretti Avello, directora de Igualdad de Gijón, había contado en la gala inaugural del FICX que el cine de Veysset siempre mostraba a mujeres poderosas atrapadas en sistemas patriarcales. Pero la francesa entiende: “Siempre apuesto por personajes mujeres, pero no busco que el sistema les impida dirigir sus propias vidas”.

Compartir el artículo

stats