Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vocación punk

Estimulante y divertido filme sobre un embarazo no deseado

Un fotograma de “Ninjababy”.

La peripecia de Rakel, una joven que se descubre embarazada de seis meses y medio, centra Ninjababy, la estimulante y muy divertida película que lanza en esta edición del FICX la sección “Retueyos”. Desprejuiciado y con la misma vocación punk que luce su protagonista (estupenda Kristine Kujath Thorp), el filme de Yngvild Sve Flikke acierta al retratar la confusión, la ira y el miedo de una joven ante un embarazo no deseado, y sus dudas, superada ya la barrera legal por la que puede abortar, sobre qué hacer con el bebé. La introducción de elementos animados en plano, justificada por la vocación de la protagonista de convertirse en dibujante de cómics, y de escenas imaginadas por la propia Rakel –especialmente hilarante su encuentro a la salida de los baños con Mos, al que visualiza practicándole sexo oral– dotan de un refrescante tono heterodoxo, e incluso las intervenciones del bebé-dibujo, que podrían resultar algo disonantes, están por lo general bien resueltas. Los mayores aciertos del filme llegan, sin embargo, al confrontar la imaginación de Rakel y su desparpajo vital con ciertas situaciones comprometidas derivadas de su situación (como la escena en el hospital al que acude a abortar con el supuesto padre del bebé o aquella en la que se cuela en una reunión con candidatos a adoptar al hijo de otra pareja para acabar acusándoles de racistas) y en las interacciones de su entrañable galería de personajes, todos ellos tan perdidos como extravagantes.

Compartir el artículo

stats