Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elmer Guevara se reivindica con otro corto: “Se valora el esfuerzo”

“El cine es mi psicólogo, es lo que me libera”, afirma el director salvadoreño, premiado por segundo año consecutivo

Público en la gala de clausura del FICX, ayer, en el teatro Jovellanos. | Marcos León

“Se ha valorado el esfuerzo. Trabajé y pasé mucho para hacer una pieza de este nivel”. Con la emoción y el orgullo brotando Elmer Guevara recibió por segunda año una distinción en el FICX. El joven cineasta salvadoreño, afincado esde hace más de una década en Gijón, fue premiado con “Epokhe”, “un autorretrato de mí mismo”. Esta distinción le permite seguir elevándose en el palmarés del Festival de Cine, tras recibir el año pasado otro galardón por “Still Hungry”, un trabajo sobre el skate. Ese premio, no obstante, le hizo vivir una mala experiencia. “Hubo gente que llamó a mi puerta para trabajar. Quedé con esa sensacion de que era genial, me volqué con ellos, pero se aprovecharon de mis trabajo, y esta es la forma de decirles que aquí estoy”, destacó, para a renglón seguido también acordarse de su familia. “Del cine no puedo vivir, llevo dos años volcado, en los que me ha ayudado mucho mi familia, tanto a nivel emocional como económico. Va también para ellos”, relató. Elmer Guevara explicó que el cine es su terapia. “Es como mi psicólogo, es lo que me libera. En un trabajo echo todo eso malo que siento dentro”, comentó.

Del skate el año pasado Guevara cambió en este 2021 a una película en primera persona. “Soy de los que cuando veo basado en hechos reales me emociona y me engancha, por eso pienso que todo lo que sienta de verdad será de lo que cree mis futuros trabajos”, confesó antes de añadir que seguirá con nuevos proyectos, pero que antes tocará “volver a trabajar en otra cosa, tristemente no puedo estar en este paréntesis íntegro solo para grabar continuamente”.

Compartir el artículo

stats