Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los filmes “Higyène social” y “Rien à foutre” triunfan en el FICX

Anastasia Budiashkina y Jean-Michel Lemoine, distinguidos como mejores actriz y actor en la entrega de premios del festival, que contó de nuevo con público en el teatro Jovellanos

27

Galería: la entrega de premios del FICX, en imágenes MARCOS LEÓN

Había ganas de festejar. De gritar, de abrazarse y saborear ese gusto especial de los premios. De los propios y los de los colegas de la profesión. No fue aún una clausura con un ambiente maýsculo como los de antes. Se sigue echando de menos la foto de familia final con todos los premiados. Pero la 59.ª edición del Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX) dejará para el recuerdo el retorno a la presencialidad en las salas. Y también a los premiados subiendo a recoger los galardones a las tablas del teatro Jovellanos. Hubo aplausos, muchos, “uys” y algún que otro “vamos” de emoción.

El FICX, en la última edición antes de convertirse en un “sesentón”, pero que “derrocha mucha vitalidad”, como destacó la presentadora de la gala, Arantxa Nieto, vivió en su última día una fiesta especial que contó en la sala con mucho de los premiados. Y que hizo olvidar el año especial de pandemia en el que al teatro Jovellanos, vacío, le faltó el calor de todo el gremio.

Las películas “Rien a foutre’ e “Higyène Social” fueron las ganadoras de las secciones competitivas “Retuyos” y “Albar”. Mientras que en “Tierres en trance” el reconocimiento principal se lo llevó “Palestra”. La obra “Rien à foutre”, del belga Emmanuel Marre y de la francesa Julie Lecoustre, fue premiada “por mostrarnos una realidad precarizada fundamentada en las apariencias, en la que se nos despoja de todo, y donde progresivamente se revelan la realidad íntima y la soledad de la protagonista”, según destacó el jurado. En “Retueyos” se le entregó a Anastasia Budiashkina, en “Olga”, la distinción de mejor actriz, y a Jean-Michel Lemoine el de mejor actor por su papel en “Poulet Frite”.

En la categoría “Albar”, Denis Coté, con “Hygiène sociale”, obtuvo el reconocimiento de mejor largometraje por “la singularidad de esta película y su visión sobre nuestro pasado, presente y futuro”, resaltó el jurado, que también otorgó un premio especial a “In Front of Your Face”, del surcoreano Hong Sang-soo.

La otra sección oficial, “Tierres en trance”, tuvo a “Palestra”, de Basovih Marinaro y Sofía Jallinsky, como mejor largometraje. “Su desenfado punki esconde un agudo ensayo sobre violencias de la masculinidad aliada, una tentativa que se sostiene sobre un elenco en estado de gracia”, reconoció el jurado sobre su decisión. La argentina María Álvarez, con “Las cercanas”, se alzó con la mejor dirección en el otro galardón que se entregó aquí.

Entre los triunfadores además de esta edición estuvo Catherine Corsini. Primero con el reconocimiento del Premio del Público, con “La Fracture”–, y después con uan mención especial del premio “Rambal”, que fue una de las novedades de esta edición, con un reconocimiento a aquellos trabajos que reivindican el movimiento LGTBI. El galardón absoluto fue para “Moneyboys” de C.B. Yi. “Este festival es un referente, un faro que nos abre el camino a nuevas identidades y formas de pensar”, destacó Borja Ibaseta, de Xega.

Los espectadores además también tuvieron un recuerdo para “Welcome to ma maison”, de Andrés Goteira, de “Tierres en trance”; y a “Ninjababy”, de Yngvild Sve Flikke, con el premio a la mejor dirección de largometraje europeo.

La gala de clausura de la 59.º edición sirvió también para entregar a Chiara Mastroianni el premio de honor. “Me encantan los festivales porque es una ocasión única para hablar con gente de todo el mundo, gente apasionada por el cine”, reconoció la actriz y cantante francesa. “Espero volver algún día. Muchas gracias a todos por haber sido tan amables, por haberme tratado tan bien. Este festival es fantástico, y creo que los festivales son muy importantes. Hacen mucho por el cine”, añadió.

No faltó un año más en el FICX el guiño a la producción regional. Samuel Fernandi, uno de los dos cineastas asturianos de la sección oficial, vio reconocido con el premio “Laboral Cinemateca” su cortometraje “Manuel de la siega”. Juan Gautier, por su parte, con “Shooting for Mirza” obtuvo el reconocimiento del mejor largometraje asturiano, mientras que “Epokhe” de Elmer Guevara obtuvo el primer puesto en la competición de cortometrajes de Asturias.

En una gala de poco más de media hora de duracción, pero de intensidad y emoción, el veterano Mario Pardo, de la Asociación de Intérpretes, le dio un toque un especial al acto durante la lectura del premio que entregó. Y el austriaco Peter Tscherkassky, con “Train Again”, trasladó alzando sus brazos con mucho sentimiento su alegría por recibir el premio del jurado al mejor cortometraje. “Las salas de cine se han vuelto a llenar de magia”, destacó la presentadora de la gala como broche a un encuentro que sirvió para cerrar la quinta década de vida del FICX, que ya comienza la cuenta atrás para su 60.º edición, la que sus organizadores esperan que sea la de normalidad absoluta tras dos años especiales y peculiares por la pandemia, que no han impedido que el Festival de Cine de Gijón saliese como siempre adelante.

Compartir el artículo

stats