Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fogones kilómetro cero

Fogones kilómetro cero: Ramona cocina en Casa Belarmino las verdinas que cultiva su vecina Cecilia

La guisandera de Casa Belarmino tiene en Casa Bartuelo, dos negocios de toda la vida en Manzaneda, su principal proveedor de carne, verdura y alubias: “Son muchos años de relación, compartimos el amor al producto y a la tierra”

FOGONES KILÓMETRO CERO: Las verdinas de Casa Bartuelo, un clásico en la carta de Casa Belarmino

FOGONES KILÓMETRO CERO: Las verdinas de Casa Bartuelo, un clásico en la carta de Casa Belarmino Mara Villamuza/ Amor Domínguez

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

FOGONES KILÓMETRO CERO: Las verdinas de Casa Bartuelo, un clásico en la carta de Casa Belarmino Mariola Riera

Ramona y Cecilia caminan, según explican, “en la misma dirección”, comparten la misma filosofía de vida y de trabajo. También comparten pueblo, Manzaneda, en Gozón, y muchos años de amistad basada en una estrecha relación de sus familias desde hace varias generaciones. “Me acuerdo cuando de pequeña iba a buscar el pan a vuestra tienda y tu abuela me ayudaba a cruzar la carretera”, cuenta Cecilia a su amiga y también clienta habitual. Porque hoy es Ramona la que ha ido a su “tienda” a hacer la compra. Más que de tienda o negocio en el caso de ambas hay que hablar de casas.

De Casa Belarmino, el bar-tienda y restaurante de Ramona Menéndez, tercera generación al frente. Y de Casa Bartuelo, la casería de Cecilia Fernández, sexta generación. “Bueno... No sé si soy la dueña, mejor pon algo así como que soy la matriarca”, puntualiza esta gozoniega experta, entre otras muchas cosas, en cultivar fabas verdinas. “Son un espectáculo, con ese color verde tan intenso. La clorofila se queda en la semilla y eso ayuda a que absorba todo el sabor. Son muy mantecosas y suaves”.

Ramona Menéndez, cocinando, en Casa Belarmino, en Manzaneda. MARA VILLAMUZA

Ramona asiente con la cabeza mientras carga una saca de verdinas recién pesadas en la vetusta panera a modo de oficina y almacén de Casa Bartuelo, una modesta casería en sus orígenes, cuyos fundadores iban a vender lo que cultivaban a la plaza de los lunes en el cercano Avilés, y que hoy ha crecido hasta sumar una importante ganadería de carne de asturiana de los valles, tanto de ternera IGP como de vacuno mayor (reses con más de 4 años), y varias hectáreas de cultivos de faba con sello de calidad. “Y todo lo que toque de temporada: tomates, berzas, pimientos...”, explica Cecilia. De su plantación salen unos 4.000 kilos de verdinas al año y 18.000 de fabas, que cuenta con instalaciones (túneles) especiales para secar. “La faba es fácil de cultivar, lo importante es controlar su proceso de secado”, explica.

Orgullo

Poco hay que enorgullezca tanto a la familia de Casa Bartuelo como que sus productos (carne, verdinas, verdura, etc) acaben en los fogones de Ramona, 47 años, 20 de ellos de cocinera (9 en el Club de Guisanderas de Asturias) y varias distinciones en su haber, entre ellas, un sol Repsol y un Plato de Oro. Tiene Casa Belarmino 92 años y en este casi siglo de andadura siempre estuvieron al pie del cañón, “esto no ha cerrado ni cuando se hicieron obras”, recalca Juan Luis González, marido de la cocinera y encargado de la barra y el comedor.

Esas obras fueron hace 10 años, cuando Ramona y Juan Luis emprendieron “un nuevo viaje” al frente del restaurante. “Aquí nací y aquí estoy ahora. Cuando tocó el relevo generacional no quise que mis padres cerraran y nos vinimos para acá. Le dimos un toque diferente, aunque manteniendo lo esencial de toda la vida: casa de comidas, bar, tienda, estanco... Casa Belarmino es como el centro social de Manzaneda”, explica la cocinera.

Si algo es una constante en Casa Belarmino, recalca Ramona, es el producto. El buen producto de cercanía, fresco y de temporada. “Quiero reflejar en mi cocina donde estamos, Manzaneda, en el campo, pero con el mar al lado”, explica. Y qué mejor que un buen plato de verdinas de Casa Bartuelo con bugre, ese que ha preparado en especial para LA NUEVA ESPAÑA, para resumir ese escenario del que habla. “Nuestra insignia es ser fieles a nuestra historia, a nuestro lugar y entorno, que se reflejan en el producto: berzas, fabas, merluza de Avilés...”.

Si algo le gusta a Ramona es el trato directo con los productores, algo que solo se puede hacer con el consumo de cercanía. “La mayoría de nuestros proveedores son de Gozón. Eso me permite conocerlos, saber cómo trabajan, de dónde viene todo. Creo que es muy importante saber lo que quieres y saber con quién tratas para luego poder dar la gente algo bueno”.

Verdinas con bugre de Ramona Menéndez. MARA VILLAMUZA

El mejor ejemplo es su relación con Casa Bartuelo, de toda la vida, a menos de un kilómetro de Casa Belarmino. “Son ya muchos años de relación. Toda la familia está implicada en la casería. Empezaron con cuatro vacas y algo de agricultura y ahora se han modernizado y crecido mucho. Es una relación comercial, pero también de amistad y vecindad. Creo que todos tenemos en la mente lo mismo, remamos en la misma dirección. El amor al producto, a la tierra, a la esencia. Buscamos la excelencia en lo que hacemos”.

Y en esa búsqueda Ramona y Cecilia van juntas por el mismo camino. Amigas, vecinas y, por así decirlo, socias en esto del producto de kilómetro cero. En Manzaneda Casa Bartuelo propone y Casa Belarmino dispone. Lo hacen ambas con mucho gusto.

Los básicos de la cocinera

Casa Bartuelo facilita la verdura, las fabas, las verdinas, la carne... Los pitos de caleya son de Amador Morán, en Morcín. Y los embutidos, de La Braña. Central Lechera Asturiana suministra la leche y derivados lácteos. De la cercana rula de Avilés llega a Manzaneda el pescado; también de Casapesca. El pan es de la panadería del pueblo. Aitor Vega se encarga de los quesos, muchos asturianos. Hay sidra natural y de mesa, también Vino de Cangas (Siete Vidas, Siluvio, Oro Cantábrico, 100 montañas...) Hacen sus propias marañuelas, dulce típico de Gozón.

Compartir el artículo

stats