“La exposición ‘Camino Primitivo. Oviedo’ presenta un apasionante relato sobre la historia real de cómo se creó el Camino de Santiago”. Así valora José Soler, presidente de la Junta de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Oviedo, la propuesta expositiva de la muestra que LA NUEVA ESPAÑA dedica al nacimiento, en Oviedo, del Camino de Santiago. Una reflexión que Soler realizaba este domingo, tras completar una visita guiada junto a otros miembros de la directiva de la Junta de Hermandades.

En el recorrido por la muestra acompañaron a Soler José Ángel Fernández, Armando Arias y Paloma Frechilla (los tres de la Real Cofradía del Silencio); Luis Manuel Alonso y Luis García (Archicofradía del Santo Entierro); Luis Ángel García y Fernando Blanco (Cofradía de la Borriquilla); y Diego Menéndez y Francisco Alperi (Hermandad de Jesús Cautivo). Todos ellos se mostraron muy interesados durante la visita guiada, que les transportó a la Edad Media y al origen de un crucial proyecto impulsado por Alfonso II y que unía política y religión.

“Es muy interesante y el relato está muy bien construido, con una apariencia además muy bonita. Es una exposición que nos permite conocer el origen del Camino de Santiago, pero también una época fundamental de la historia de Oviedo y de Asturias”, reflexionaba Francisco Alperi, hermano mayor de la Hermandad de Jesús Cautivo. Entre los contenidos de la muestra, tanto a Alperi como a Soler les impresionó conocer en detalle toda la peripecia que sufrieron las reliquias de la Cámara Santa, hasta llegar a la región en el siglo VIII.

Francisco Alperi destacó además la maqueta de Oviedo en tiempos de Alfonso II, que calificó de “espectacular” y que reconoció que le había “impactado”. Algo que también compartía Paloma Frechilla, de la Real Cofradía del Silencio, que añadía que la historia que se relata en “Camino Primitivo. Oviedo” es “algo que debería conocer todo el mundo”.

Los miembros de la Junta de Hermandades y Cofradías destacaron también la reivindicación que se hace en la exposición del Jubileo de la Santa Cruz. “Es algo único y lo tenemos en Oviedo, es una celebración que debemos reivindicar y potenciar”, señalaba Frechilla, mientras José Ángel Fernández, también cofrade del Silencio, rememoraba cómo, décadas atrás, se colocaban banderas en la torre de la Catedral de Oviedo para anunciar a los fieles que era tiempo de Perdonanza, una tradición que le gustaría que se recuperase.

Comisariada por María Álvarez y diseñada por Proasur, “Camino Primitivo. Oviedo” esta patrocinada por el Ayuntamiento de Oviedo, la Consejería de Cultura, Política Llingüística y Turismo del Principado –dentro del programa de promoción de Oviedo como Origen del Camino–, el Banco Santander y la Fundación EDP. Se puede visitar hasta este domingo, de 16.00 a 20.00 horas en la sala de exposiciones de LA NUEVA ESPAÑA (c/Calvo Sotelo, 5, Oviedo).