Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias exporta talentos

David González: “Es más vital que nunca viajar rápido y barato a cualquier lugar”

“Con una buena comunicación con grandes ciudades, el día de mañana se puede vivir en Asturias y trabajar en casi cualquier parte”

David González

DAVID GONZÁLEZ (Londres/Madrid). Ovetense. Director global de Big Data e Inteligencia Artificial para Vodafone Business. Asesor de la Comisión Europea que lidera la estrategia de datos en Eurostat, y de la Sociedad Regional de Promoción del Principado en apoyo a startups. Da clase en un máster de Big Data en el IE Business School. Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en Asturias y un máster en la Universidad Europea de Madrid sobre Seguridad en las TIC.

David González.

El ovetense David González (Davo para los amigos), jefe de Big Data en Vodafone a sus 37 años, teclea datos optimistas: “Asturias es la suma de sus personas, la contribución personal y profesional que todos hacemos. Y porque creo en las personas creo firmemente que hemos mejorado como sociedad”. Y por eso se queda con todo lo bueno que conoce de Asturias, “con todo lo que sanamente envidio cuando estoy allí. Conozco de primera mano la felicidad y calidad de vida de amigos y familia, también el esfuerzo y enorme trabajo de emprendedores y profesionales que residen en la región. Los admiro y a la vez me alegro al ver su felicidad”.

Aquella Asturias de su infancia... “Tenía 9 años y mis memorias se centran en el colegio Meres, recuerdo ese olor a naturaleza típico en el otoño, ventaja clara de combinar la lluvia de nuestra tierra con un enorme espacio verde rodeado de árboles. Es un recuerdo imborrable ya que yo venía de un colegio en el centro de la ciudad con un espacio limitado, por lo que el cambio fue sustancial”.

Cuando tenía 11 años, su madre, Chelo Martínez, se fue a vivir a New Haven (Estados Unidos) para trabajar durante un año en la prestigiosa Universidad de Yale... “Y decidió llevarme con ella, y que pudiese cursar 6.º de EGB en un colegio americano a la vez que realizaba mis estudios de España. Todavía le sigo dando las gracias por esa experiencia”.

A nivel profesional recuerda su primer viaje “también a Estados Unidos, a Nueva York. Por aquel entonces trabajaba en Neo Metrics, empresa pionera en temas de Inteligencia Artificial y fundada por asturianos. Fue una semana muy positiva a nivel profesional, que además tuvo una simpática anécdota. Iba de paseo por Central Park con mi íntimo amigo Guille del Fueyo, asturiano también, y vimos en directo la pedida de mano de un famoso español en un lago y con una mujer tocando el violín a escasos metros, fue una situación tan curiosa como romántica”.

Imagina que hay muchas situaciones distintas que podrían suponer su vuelta a Asturias: “Cuando amas a una región y su gente, siempre es más fácil si se dan las condiciones. También reconozco que con una buena comunicación con grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia o Málaga, el día de mañana se puede vivir en Asturias y trabajar en casi cualquier lugar. El teletrabajo ha llegado para quedarse”.

Se echa de menos prácticamente todo: “Recuerdo la felicidad de levantarme cada mañana para ir al colegio, ir al Tartiere viejo con mis amigos y sentir y contagiarme de su pasión por el Real Oviedo, recuerdo los años de la carrera estudiando codo con codo con mis amigos en el centro de estudios Vetusta en la Tenderina, siempre ayudándonos y apoyándonos en momentos duros. Recuerdo los años que salíamos a echar un baile a sitios como Dolce, el Zaperoco, Stravaganza, Green, el Bolinga o Tribeca. Mi amigo Pela Botas era la referencia esos años y todos íbamos con él a disfrutar de buena música y risas hasta bien avanzada la noche”.

¿Obstáculos? No: aprendizajes. “Tanto cuando las cosas salen bien como cuando salen mal, se aprende muchísimo. Muchos de mis íntimos amigos de Teleco y yo decidimos apostar por el campo de la Inteligencia Artificial, conocido por aquellos tiempos como la minería de datos. Eso nos permitió aprender de nuevas tecnologías y de distintas empresas de diversos sectores. El aprendizaje fundamental es que nadie, por muy bueno que sea, puede trabajar aislado y de forma solitaria. El trabajo en equipo es vital, y ello implica que la honestidad, transparencia, comunicación, esfuerzo y solidaridad son cualidades fundamentales para crecer profesionalmente”.

Es una región “maravillosa, con una enorme calidad de vida y con muchísimas oportunidades. Nadie duda de la belleza de sus paisajes, de su gente, de su oferta gastronómica, de sus playas, de que existen grandes y también pequeñas empresas que ofrecen oportunidades profesionales. De que tiene una Universidad que forma profesionales con gran oportunidad en el mercado. Con llegada permanente ya del teletrabajo, es más vital que nunca que podamos viajar rápido y barato a cualquier lugar de nuestro país. El AVE a Madrid en menos de 3 horas es ya una necesidad, está cerca, según he leído, y seguro supondrá un enorme impacto para la región. Hoy en día con internet y la sociedad superconectada, no creo que existan ideas que no estén presentes en la región. Quiero destacar también a organizaciones como Asturias Power o Compromiso XXI que lideran y tiran del carro en acercar a profesionales que viven dentro y fuera de la región, empresas, jóvenes y otras organizaciones.

Está seguro de que la pandemia deja muchas lecciones: “A todos los niveles; político, sanitario, de investigación farmacéutica, profesional y también a nivel personal. No creo que nadie dude hoy en día que el aislamiento y la mascarilla son esenciales para evitar contagios, que las vacunas protegen y sobre todo a nuestros mayores, y que tenemos que ser responsables porque los errores individuales pueden penalizar a muchos otros”.

¿Y si un joven talento asturiano quiere salir adelante fuera de España? “Que lo haga, sin lugar a dudas. Salir de nuestra región y poder trabajar una etapa fuera de Asturias e incluso de España, es una experiencia excepcional, y me atrevo a decir que también positiva para la región. Esa experiencia es un activo que cuando se vuelve a casa, se convierte en un valor diferencial”.

Compartir el artículo

stats