Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

La variante ómicron dispara hasta el 75% la cifra de enfermos de Covid que no tienen síntomas

Un 30% de los pacientes no sabe dónde ha contraído la enfermedad - Los médicos de familia advierten de que el mayor peligro de los asintomáticos es que no estén vacunados

Dos jóvenes contemplan un mural alusivo al covid.

La variante ómicron lo ha cambiado todo en esta pandemia. A la explosión de contagios que se ha producido desde el mes de diciembre debido a la alta contagiosidad de esta variante se suma el hecho de que la mayoría de los pacientes apenas tienen síntomas de la enfermedad. Hasta un 76% de las infecciones se produce de manera asintomática, según datos del Instituto de Salud Carlos III. Hace un año eran la mitad de los pacientes quienes pasaban la enfermedad de manera asintomática. Además, un 30% de las personas contagiadas no sabe dónde ha podido contraer la enfermedad.

Una prueba de este elevado número de personas asintomáticas se encuentra en los hospitales, donde hasta un 15% de los enfermos ingresados con covid llegó al hospital por otra causa y al hacerles una PCR de control salió el virus. En las consultas de los médicos de familia ocurre algo similar. "Hay mucha gente, sobre todo personas vacunadas, que pasan la enfermedad de forma tan leve que no piensan que se han contagiado", señala Javier Blanquer, médico de familia y vicepresidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria. Hasta la consulta de Blanquer llegan, como en el caso del hospital, muchos pacientes por otro motivo de consulta y es durante la entrevista personal cuando salta la liebre. "Hablas con ellos y a lo mejor te dicen que tienen mocos o un poco de malestar que achacan a un enfriamiento o descomposición de estómago. Entonces sospechas de que hay un proceso vírico, pides la prueba y sale el positivo".

No vacunados

Para este profesional, el mayor peligro de que haya tantas personas asintomáticas es que no estén vacunadas y no cumplan con las medidas preventivas, ya que una persona no vacunada transmite más el virus. "Si una persona tiene todas las dosis de la vacuna y cumple con el uso de la mascarilla, la distancia y el lavado frecuente de manos, realmente el peligro de que transmita el virus a otros es pequeño".

Para el epidemiólogo José María López Lozano, que haya tantas personas asintomáticas no es malo, "porque quiere decir que se va a infectar un elevado porcentaje de población sin pasar una enfermedad grave". Además, el hecho de que buena parte de la población mayor esté ya inmunizada con tres dosis de la vacuna minimiza mucho el riesgo de que una persona vulnerable que se contagia de un asintomático termine en el hospital.

Al margen de un mayor número de pacientes asintomáticos, la ómicron ha provocado que en los pacientes que sí tienen síntomas, éstos se parezcan a los de una gripe. "A veces es difícil diferenciar entre las dos enfermedades porque tienen síntomas similares, como escalofríos, dolor muscular o mucosidad, un síntoma este último que antes no estaba tan presente en otras variantes", explicaba días atrás Xavier López-Labrador, responsable del Laboratorio de Virología de Fisabio-Salud Pública. Por contra, hay algunos síntomas que sólo se dan con el coronavirus, como es el de la diarrea. Otra diferencia está en el inicio de los síntomas una vez te contagias. "Con el covid tardas entre 2 y 14 días en desarrollar los síntomas, mientras que con la gripe es al día siguiente, la evolución es mucho más rápida", señala López-Labrador.

Explosión de contagios

La variante ómicron ha provocado una explosión de contagios nunca conocida en estos dos años de pandemia. Se estima que casi la mitad de todos los contagios producidos en la pandemia se han concentrado en los dos últimos meses en la provincia de Alicante. Eso sin tener en cuenta que un elevado número de personas pasa la enfermedad sin darse cuenta o sin notificarlo a Sanidad porque se encuentran bien y por las dificultades de acceso a las pruebas diagnósticas. Los primeros casos de variante ómicron se detectaron en la provincia, concretamente en la zona de Elche, a mediados del pasado mes de diciembre. Actualmente esta variante está detrás del 84,5% de los casos de covid que se detectan en la Comunidad Valenciana, según la última actualización del Ministerio de Sanidad. El resto pertenecen a la variante delta, que era la predominante hasta la llegada de ómicron.

Compartir el artículo

stats