Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Un animal en mi almohada”, en el Jovellanos: el machismo como tragedia cotidiana

“Queda camino por andar en la igualdad”, dice Rebeca Hernando, una de las actrices del reparto

Las cinco actrices que participan en la obra “Un animal en mi almohada”.

Cinco actrices, Rebeca Hernando, Natalie Pinot, Concha Delgado, Laura Galán y Raquel Varela, integran el reparto de la obra “Un animal en mi almohada”, dirigida por una mujer, Vanessa Espín, y que se podrá ver este sábado en Gijón en el teatro Jovellanos (20.30 horas). “No es habitual, que haya equipos de solo mujeres. “Ojalá todas las semanas fueran las de la mujer, es una semana de lucha, movilizacion, protesta y hermanamiento, es un placer y un orgullo participar de esto”, explica Rebeca Hernando, una de las mujeres que integran el reparto de “Un animal en mi almohada”.

La obra, de la compañía “La Promesa”, aborda la vida de Eva, una mujer víctima de violencia de género que ya está casi recuperada y a punto de empezar una nueva vida, pero que ve cómo Gregorio acaba de salir de la cárcel después de intentar asesinarla. “Es una tragedia contemporánea, poética, con un lenguaje muy hermoso. Cuenta la tragedia que tantísimas mujeres viven en sus casas, la violencia de género, el machismo estructural contra las mujeres contra sus hijos, tratado con toda la porfía de la que somos capaces”, relata Hernando. En esta representación la protagonista quiere irse a una ciudad con mar a comenzar una nueva vida y se enfrenta a varias dudas: tiene que decidir si confía en el hombre que la ha estado maltratando durante catorce años y que casi la mata, si vuelve con él para proteger a sus hijos o se escapa con ellos huyendo de la justicia y convirtiéndose en una fugitiva.

“Me quedaría con la sororidad, con el apoyo que las mujeres adquirimos de nuestras madres, hermanas y amigas”, indica la actriz antes de reclamar una mayor igualdad en el sector del espectáculo: “Queda muchísimo camino por andar, todas las políticas que se hagan de visibilizacion, de discriminación positiva, son buenas y necesarias”.

Compartir el artículo

stats