Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias modifica el calendario escolar: Educación unifica por primera vez el inicio y el final de las clases de Primaria y Secundaria

Los sindicatos docentes de la pública rechazan el calendario del próximo curso y CC OO llevará a la Consejería a los tribunales por no negociarlo

Un alumno en un aula. LNE

Como todos los años, el nuevo calendario escolar trae polémica. La Consejería de Educación aprobó ayer la distribución de descansos para el próximo curso con el rechazo de los sindicatos docentes y de la pública, y la gran novedad de que las clases empezarán para todas las etapas el mismo día: el 12 de septiembre. La reunión se prolongó casi dos horas y hubo mucho debate. La principal fuente de discrepancia entre la Junta de Personal Docente –integrada por las organizaciones ANPE, UGT, CC OO, SUATEA, CSIF y SINTTA– y la Administración autonómica fueron las vacaciones de Semana Santa. Los docentes abogaban por liberar la semana siguiente a las fiestas religiosas, mientras que el equipo de Lydia Espina optó por el modelo de este curso, aunque aceptando los once días que pedían los sindicatos. CC OO denunciará a la Consejería ante los tribunales por no llevar el calendario a la mesa de negociación.

Consulta aquí el calendario escolar completo para el curso 2022/2023 en Asturias

Inicio y fin de clases

Dejando a un lado la controversia, el esquema de fechas aprobado para el próximo curso unifica por primera vez el inicio y el final de clases de Infantil y Primaria con el de Secundaria y Bachillerato. Así, el curso comenzará para todas las etapas el 12 de septiembre y terminará el 23 de junio. En este año escolar, por contra, la vuelta a las aulas tuvo lugar el 9 de septiembre en Infantil y Primaria y el 14 de septiembre para Secundaria y Bachillerato. Igualmente, el fin de clases difiere: 21 de junio para los más pequeños y el 24 para los más mayores. Esta modificación ha sido posible, según explica la Consejería de Educación, por la supresión de los exámenes de recuperación en la ESO, tras la entrada en vigor de la LOMLOE. La concertada advirtió de que esta medida podría generar “dificultades” en los centros. “Vamos a ver cómo resulta esta innovación”, expresó José Manuel Cueto, secretario general de OTECAS. “Para un centro concertado que tiene alumnos de todas las etapas puede ser un poco caos. Habrá que organizar entradas escalonadas y eso tendrá que discutirse en la circular de inicio de curso. Es una medida experimental y vamos a ver cómo se articula”, dijo por su parte Carlos Robla, secretario general de la patronal Escuelas Católicas, que integra a directores de los colegios concertados.

Tres macropuentes

A las vacaciones de Navidades y Semana Santa se suman tres macropuentes de cinco días como este curso. El primero será del 29 de octubre al 2 de noviembre, coincidiendo con los Difuntos. El segundo, del 3 al 6 de diciembre, por la Constitución. Y el tercero es el de Carnaval, del 17 al 21 de febrero. La principal diferencia respecto al calendario actual es el puente de diciembre, que tiene menos días y habrá clases el miércoles 7 y el viernes 9, de forma que será una semana de muchas interrupciones en las aulas.

La Semana Santa genera diferencias

Con las vacaciones de Navidad no hubo mayores discrepancias. Serán del 24 de diciembre al 6 de enero, muy parecidas a las de este curso. Las familias y algunos sindicatos de la concertada pedían , no obstante, que se iniciasen un día antes, el 23 de diciembre. La reunión sobre el calendario escolar encalló con Semana Santa. La Junta de Personal Docente no Universitario, que hizo una propuesta conjunta de todos sus sindicatos, reclamaban once días de descanso y que las vacaciones tuviesen lugar desde el Jueves Santo, 6 de abril, hasta el 16. Es decir, que el descanso fuese por detrás de las fiestas religiosas.

Finalmente, Educación, que intentó en todo momento buscar “un punto intermedio”, según señalan fuentes del departamento de Lydia Espina, se decantó por fijar las vacaciones del 3 al 11 de abril. Mantuvo la Semana Santa tradicional, pero sumando el lunes y el martes de Pascua para sumar las once jornadas de respiro que pedían los docentes de la pública. Este curso, por contra, las vacaciones de abril son más cortas: del 11 al 17, siete días. “Se respetaron los once días, pero distribuidos de distinta forma, porque sino el tercer trimestre quedaba más corto aún”, explican fuentes del Gobierno. En concreto, el último trimestre tiene 52 días lectivos, frente a los 68 del primero y los 57 del segundo.

Los sindicatos de la pública, indignados

La Junta de Personal Docente emitió ayer un comunicado denunciando que la Consejería “impuso” un calendario en contra de las organizaciones que representan “a 14.000 trabajadores de la enseñanza pública”. “La inamovilidad de la Administración –lamentan– ha impedido retrasar el inicio de curso en Secundaria, así como la distribución de días no lectivos en torno a la Semana Santa. Además, la Junta rechaza esta propuesta porque en el tercer trimestre las días no lectivos coinciden los lunes y martes perjudicando a las materias con poca carga horaria”. “Insistimos, pero no hubo manera. La Consejería no cedió”, se quejaron los sindicatos. “Hicieron un calendario a medida para la concertada y no cedieron ni a una sola propuesta de las que hicimos”, protestaron.

La opinión de las familias

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (FAPA) “Miguel Virgós”, que aglutina a AMPAs de la pública de toda Asturias, también votó en contra del calendario, aunque, tras la reunión, su presidenta, Gema Valdés, no se mostró insatisfecha con el resultado. “Reconocemos el esfuerzo de Educación por buscar un punto de encuentro entre profesores y familias. Tal y como caían los festivos, el calendario tampoco permitía muchos movimientos”, dijo. Aunque la propuesta de retrasar las vacaciones de Semana Santa no salió adelante, Valdés asegura que hubiera aceptado “lo que hubiese elegido la mayoría”. En su propuesta, no obstante, llevaban las vacaciones del 3 al 9 de abril, prácticamente el periodo que finalmente salió adelante.

CC OO irá a los tribunales

El calendario corre el riesgo de ser anulado. CC OO anunció ayer que llevará a la Consejería a los tribunales por no negociar los descansos en la mesa sectorial de personal docente. “Fue una reunión informal, de la que ni siquiera se levantó acta. Advertimos a la Administración de que se estaba saltando el artículo 37 del estatuto básico del empleado público, pero ellos niegan que el calendario escolar tenga que ver con nuestro calendario laboral y deba ser negociado”, manifestó el secretario general de Enseñanza de CC OO, Borja Llorente. Efectivamente, la Consejería se ampara en el artículo 37.2 del texto refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público que describe las materias que quedan excluidas de negociación. El sindicato docente asegura que ya ha ganado sentencias en este sentido en otras comunidades, como Cantabria y Aragón. “Esperamos que el calendario sea anulado y que de una vez por todas se negocie como se hace en otras regiones”, expresó Llorente.

Voto a favor de la concertada

OTECAS, el sindicato mayoritario, hizo una propuesta “intermedia entre el modelo europeo y tradicional, con unos descansos más largos intercalados en cada trimestre y, respetando las vacaciones de Navidad y Semana Santa”. Básicamente su planteamiento fue muy parecido al que presentó Educación y, por eso, fue “aceptado”. No obstante, “pusimos de manifiesto la dificultad que supondrá para nuestra red, por tener a todo el alumnado en el mismo centro, empezar todos los cursos a la vez”. En la misma línea, el secretario general de Escuelas Católicas, Carlos Robla, considera que hay “consenso notable” entre todas las propuestas y que “la única diferencia estaba en Semana Santa”.

Compartir el artículo

stats