Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PATRIMONIO

Europa se fija en la reconstrucción de Lorca tras el terremoto

Técnicos de patrimonio de ocho países recorren la ciudad para transferir a sus cascos antiguos las buenas prácticas que realizó la Ciudad del Sol

Los visitantes miraron las 'cicratices' que dejó el terremoto en la cúpula de la capilla del Rosario. / PILAR WALS

Los cascos antiguos se han convertido en un problema para prácticamente la totalidad de las ciudades. El abandono de sus pobladores es una de las principales problemáticas que llevan a la degradación de sus inmuebles, pero también algunos recintos históricos sufren la marcha de sus habitantes por la presión del turismo. Su recuperación plantea muchas dudas que intentan dilucidar estos días una treintena de técnicos de ocho países que integran la Red de Planificación de Acción Urbact.

Este jueves visitaron la ciudad de Lorca, catalogada de buenas prácticas por las distintas acciones llevadas a cabo desde hace varias décadas, pero también por las actuaciones acometidas tras el terremoto de mayo de 2011. Recorrieron las zonas rehabilitadas, pero también las ‘asignaturas pendientes’ como las ‘cicatrices’ aún visibles del terremoto de mayo de 2011 en la vieja ciudad.

La Red de Planificación de Acción Urbact-Kairós, integrada por ocho ciudades europeas, Mula (España), Sibenik (Croacia), Ukmergé (Lituania), Cesena (Italia), Heraklion (Grecia), Belene (Bulgaria) y Malbork (Polonia), está cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y por los Estados Miembro y Socio.

Fue creada para promover un desarrollo urbano sostenible al posibilitar que las ciudades trabajen en conjunto, aprovechen las experiencias recíprocas y fortalezcan sus capacidades locales. Cada socio en el proyecto desarrollará su propio Plan Integrado de Acción para abordar obstáculos específicos y determinar una estrategia para alcanzar sus metas locales. Este documento beneficiará a las ciudades participantes, pero también permitirá la transferencia de conocimiento a otras localidades con similares características.

El proyecto Kairós está liderado por Mula, que integra a su vez –a iniciativa de ésta- la Red de Ciudades de Conjunto Histórico de la Región de Murcia, "para impulsar iniciativas y proyectos conjuntos", como destacó el alcalde de Lorca, Diego José Mateos, quien enumeraba las ciudades que forman parte de ella: "Aledo, Caravaca, Cartagena, Cehegín, Jumilla, Mula y Murcia, además de Lorca".

En la ciudad, los técnicos de estos ocho países -además de la directora del programa en París- recorrieron el Centro de Visitantes, la muralla medieval de la Merced, la rehabilitada iglesia de Santa María y recorrieron los Barrios Altos y la vieja ciudad, donde aún son visibles las ‘cicatrices’ del seísmo que resultó la ‘puntilla’ para el ya de por sí degradado recinto histórico.

Retos y proyectos controvertidos

"Han visto Lorca como una ciudad que aglutina muchos de los retos, debates actuales, figuras urbanísticas e incluso proyectos controvertidos que se relacionan con el patrimonio edificado desde un punto de vista del desarrollo urbano", afirmó Mateos. Han venido –insistía- para "profundizar en el desarrollo actual de nuestra ciudad, así como todos los desafíos que desde el punto de vista de la regeneración urbana impulsada por el patrimonio tenemos por delante".

También recibieron información por parte de personal municipal implicado en la recuperación de la vieja ciudad. Antonio Bastida, jefe del departamento de Desarrollo Local; la jefa del departamento de Urbanismo, María del Sagrado Corazón García Martínez; y la jefa de unidad del departamento de Desarrollo Local, Elena Rodrigues, les informaron sobre cuestiones como la ‘Regeneración urbana de los Barrios Altos de Lorca: logros y carencias’ y ‘La revitalización del centro histórico. Estrategias, obstáculos y debates actuales’.

La concejala de Desarrollo Local, Isabel Casalduero, que les acompañaba durante toda la jornada, destacó que la ciudad hubiera sido tomada como referencia para transferir las buenas prácticas ejecutadas a sus ciudades de origen. "Hemos querido mostrarles todo, no solo lo que hemos hecho bien, sino también las asignaturas pendientes. Este tipo de encuentros son fundamentales para lograr conocer lo que se está haciendo en otras ciudades y lo que está funcionando para transferirlo y acometerlo", señaló en declaraciones a La Opinión de Murcia, diario que pertenece al mismo grupo que este medio.

Compartir el artículo

stats