Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La expansión de grupos coercitivos

Así se capta a los jóvenes en la secta de las criptomonedas: "Les lavan el cerebro, no puedo razonar con mi hija"

Madres y padres denuncian que, bajo la promesa de dinero fácil tras recibir una presunta formación financiera, sus hijos han abandonado sus hogares y malviven en pisos compartidos

Representación de varias criptomonedas. Open male brown leather wallet with cryptocurrencies laying on a dark surface in a soft light

Lucía, madre de Esperanza, no notó nada especialmente raro cuando su hija le habló de un grupo de gente que había conocido en un parque de Madrid. Hablaban de temas económicos, como criptomonedas e inversiones. A las pocas semanas, Esperanza, una chavala de 16 años matriculada en primer curso de bachillerato y que jamás había dado disgustos ni problemas serios en casa, le pidió a sus padres 450 euros para realizar un curso 'online' en una academia de 'trading'. Hasta ahí, todo supuestamente normal. “Nos gustó que estuviera interesada en algo relacionado con los estudios, así que se lo pagamos”, comenta la madre. En cuestión de meses, Esperanza se fue convirtiendo en otra persona. Solo hablaba de dinero y de cómo ganarlo de la manera más fácil. Estaba cada vez más metida en la academia virtual y en el grupo de gente que había conocido en aquel parque. Hoy, su madre está desesperada. “Ha dejado el colegio y se ha ido de casa. No sé ni dónde vive”, explica a EL PERIÓDICO DE CATALUNYA, medio que pertenece al mismo grupo editorial que este diario.

“Mi hija ha dejado el colegio y se ha ido de casa. No sé ni dónde vive. No entendemos muy bien qué ha pasado, cómo se ha transformado en otra persona"

decoration

Esperanza está captada por una secta. Y no es la única. Como ella, hay muchísimos jóvenes en toda España. Por ejemplo, Marta, de 18 años, que en los últimos meses se fue alejando de su familia y amigos cuando entró en la esfera de IM Academy, una plataforma online de presunta formación en trading con varios cerebros a nivel internacional, España incluida (sin sede física). “Entró tanto en ese mundo que dejó de llamarnos, decía que no tenía tiempo. Solo estaba con esa gente. Luego empezó a preguntarnos cuánto dinero teníamos y cómo lo invertíamos. Hablaba de cosas raras y de una forma muy extraña. Desde los 16 años estaba saliendo con un chico y también lo terminó dejando. Fue un cambio rápido y muy llamativo. Ahora mismo no sé muy bien dónde vive. He asumido que está en una secta”, explica su madre, completamente destrozada y agotada. Por cuestiones de seguridad, ni ella ni la madre de Esperanza quieren aparecer con su nombre real y su foto en este reportaje.

En 2022, las sectas no son grupos religiosos donde los adeptos visten con túnicas y siguen a un chamán iluminado. Los grupos coercitivos de manipulación psicológica (así se definen técnicamente las sectas) se han diversificado hacia el mundo de la autoayuda, la filosofía, el crecimiento personal, el empoderamiento y las finanzas. Cualquier persona -con independencia de su nivel intelectual o económico- puede caer en sus redes. 

Ambiente en la convención de las criptomonedas de Badalona

Ambiente en la convención de las criptomonedas de Badalona EPC

La criptosecta que ha seducido a Esperanza y Marta no solo es una estafa económica piramidal (los cursos cuestan dinero y cada miembro tiene que reclutar a otros para seguir en la organización y tener descuentos en esa formación) sino que hay un especial abuso de gente joven. “Los adoctrinan, los reclutan y consiguen que dejen a sus familias y sus estudios. El modus operandi es idéntico al de las redes que captan para el yihadismo. En estos grupos existe persuasión coercitiva, que en España, lamentablemente, no está tipificada en el Código Penal”, explica Juantxo Domínguez, presidente del observatorio español sobre derivas sectarias, RedUNE. “Son grupos sectarios a la vieja usanza, pero adaptados al siglo XXI. Su primer mandamiento es el de no aceptar ni media crítica. El control de la información es férreo”, continúa.

El observatorio sobre derivas sectarias, RedUNE, pretende dar un paso de gigante llevando el caso a la Audiencia Nacional

decoration

Además de la petición en change.org -donde se han recogido más de 50.000 firmas pidiendo el cese de la actividad de IM Academy- y la reciente operación policial donde se detuvo a ocho personas, RedUNE pretende dar un paso de gigante llevando el caso a la Audiencia Nacional.

"Es una manipulación de manual y consiguen un increíble nivel de fanatismo. Hay gente que se ha tatuado el nombre de IM Academy"

decoration

Para captar jóvenes, incluso menores de edad, IM Academy ofrece un discurso empoderador. “Te dicen que tú no querrás ser como tus padres, una generación de perdedores por trabajar tantas horas al día. Te hablan de libertad financiera y te ofrecen una vía rápida para enriquecerte siendo tu propio jefe”, explica Carlos Tamayo, youtuber que publicó los primeros reportajes de investigación sobre la criptsecta, vitales para la operación policial. “Las técnicas de persuasión que utilizan son las mismas que la secta El Palmar de Troya. Es una manipulación de manual y consiguen un increíble nivel de fanatismo. Hay gente que se ha tatuado en la piel el nombre de IM Academy”, destaca Tamayo.

Respecto a la estafa económica piramidal, el youtuber desvela que el dinero que presuntamente ganan los adeptos se ‘evapora’ en otros gastos: la propia formación, los desplazamientos y la entrada para los eventos multitudinarios e internacionales (como el que se celebró recientemente en Badalona) o el alquiler de material para aparentar en redes sociales una vida millonaria, por ejemplo, coches de alta gama con los que se hacen fotos.

La madre de Esperanza, la chavala de 16 años que ha dejado el colegio y se ha ido de casa, asegura que está viviendo un infierno. “Sabemos que ha venido a casa, pero cuando nosotros no estábamos. No entendemos muy bien qué ha pasado, cómo se ha transformado en otra persona. Le han lavado el cerebro. Las pocas veces que hemos conseguido que nos coja el teléfono no le podemos decir que está en una secta con un ejército de niños y jóvenes trabajando para la cúpula. No puedes razonar con ella porque el adoctrinamiento es absoluto. Solo debemos tener palabras de amor y cariño y decirle que siempre vamos a estar ahí. Mi esperanza es que, en un momento dado, tenga dudas y empiece a cuestionar el grupo”, comenta.

Malviviendo y con sarna

La madre de Esperanza sospecha que su hija malvive en un apartamento con otros integrantes de la criptosecta. Lo mismo cree la madre de Marta, que estuvo en el encuentro multitudinario de Badalona (donde se reunieron 9.000 jóvenes de todo el mundo) y planea ahora otro viaje a Dubai con el mismo objetivo. “Viven en unas condiciones deplorables, tanto de alimentación como de higiene. Mi hija me ha mandado fotos y tiene sarna. Le he ofrecido dinero para que vaya a un dermatólogo. Es para lo único que le voy a dar dinero”, comenta la madre de Marta.

Tanto RedUNE como los padres de jóvenes exigen a los hoteles y centros de convenciones que, sabiendo lo que hay detrás de IM Academy, dejen de alojar este tipo de encuentros multitudinarios.

Fuentes policiales explican que en estos eventos presenciales organizados en hoteles se captan víctimas, igual que en los parques. En el abordaje se invita a los jóvenes a inscribirse en la plataforma formativa para sumarse a un movimiento que les permitirá “olvidarse de la vida laboral ordinaria y alcanzar la libertad financiera”. Esas mismas fuentes explican que los nuevos miembros deben realizar un primer ingreso de 200 euros y luego, una cuota mensual de 150. Respecto a la presunta formación económica de la plataforma, se reduce a simples charlas virtuales grabadas en vídeo en las que los responsable del chiringuito hablan, entre otras cosas, de operaciones financieras prohibidas en España.

Compartir el artículo

stats