Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sara Torres: “Hay que contar no solo lo fácil, también lo más complicado”

La escritora presenta en Gijón su primera novela, en la que late la figura de su madre, fallecida

6

EN IMÁGENES: Así fue la presentación de la primera novela de Sara Torres en Gijón Marcos León

“Es muy emocional para mí presentar libro en Gijón, en casa; es algo delicado, pero bello a la vez”. Sara Torres recibió un caluroso recibimiento en su ciudad, en la primera toma de contacto con su gente para presentar su primera novela, “Lo que hay”, en la que late con enormidad la figura de su madre fallecida. La librería El Bosque de la Maga Colibrí fue el escenario en el que Sara Torres se reencontró con su entorno y sus recuerdos, que afloraron con las apreciaciones de Natalia Cueto, su antigua profesora. Con ella hizo un recorrido por los sentimientos de su debut narrativo, que toman el relevo a sus primeros éxitos en el mundo de la poesía, donde llegó a lograr el premio “Gloria Fuertes” de poesía joven en 2014 con “La otra genealogía”.

“Es una novela muy dolorosa, maravillosa, ruidosa y necesaria”, destacó Cueto sobre “Lo que hay”. “Siempre escribí para mí de pequeña, pero nunca pensé que podría escribir para otras personas, y eso es lo importante: la generosidad”, recalcó Sara Torres, que hoy continuará su gira de presentación de “Lo que hay” en Gijón, en este caso en la librería La Habitación Propia (19.00 horas), acompañada de Gloria Pintueles.

Torres reconoció que con su primera novela se enfrentó a un reto mayúsculo: “La construcción narrativa es una artesanía bestial, me parecía un intrusismo para mí que vengo del ensayo y la poesía”. Y explicó las motivaciones que le llevaron a escribir sobre ese duelo, dolor y amor que vivió junto a su madre. “Quería contar todo lo que puede ocurrir durante el duelo de la madre que no entra dentro de la moral de lo representable”, destacó, para añadir en esa línea: “La vida emocional es más compleja e irracional de lo que nos gustaría. Necesitamos espacio para hablar de todos esos procesos emocionales. Por eso hay que contar no solo lo fácil, sino también lo más complicado”.

Compartir el artículo

stats