Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El campanu del Sella hizo relamerse al colectivo "Rosa Palo" y dio un descanso a su lucha contra el cáncer

El mesón El Puente Romano, de Cangas de Onís, preparó un opíparo almuerzo e invitó a esas mujeres que luchan contra la enfermedad

Degustacion Campanu Sella J.M.carbajal

El colectivo de lucha contra el cáncer de mama “Rosa Palo”, de Cangas de Onís, que lidera Luz Pidal Blanco, fue invitado este viernes por los emprendedores del mesón El Puente Romano, de Cangas de Onís, Toni Díaz y Estela Fernández, a degustar el campanu del Sella-2022, quizás el más solidario de los últimos tiempos. El almuerzo, con una veintena de comensales, consistió en timbal de salmón, marmitako, tacos de salmón a la plancha y tarta de queso con mermelada de fresa. "Gracias por asistir a un día tan especial para nosotros", rezaba en la presentación del menú.  

Todo ello en un ambiente de confraternidad y reinando un tiempo espectacular. Eso sí, previamente, Luz Pidal entregó el nombre del colectivo un hermoso centro floral, en señal de agradecimiento, a Estela Fernández, responsable del conocido y emblemático establecimiento hostelero, localizado al pie de El Puentón, a la vera del Sella.

Degustacion campanu Sella J.M.carbajal

El mesón El Puente Romano, se adjudicó el campanu del Sella tras ganar la subasta pública, a la que concurrieron otros ocho puyadores, por 9.200 euros, rindiendo homenaje al fallecido Toni Bulnes –gerente del citado establecimiento-.

“Es un homenaje a mi padre que tenía la ilusión de comprar el campanu y como él no pudo, lo hicimos nosotros”, dijo en su momento Toni Díaz Otero, su hijo. Eso sí, quien estuvo en la silla de la subasta, tablilla en mano, puyando como los demás, fue Rolando Gutiérrez Nava, uno de los empleados del citado establecimiento. 

Degustación Campanu Sella J.M.carbajal

Asimismo, el Ayuntamiento de Cangas de Onís y la Sociedad de Pescadore El Esmerillón otorgaron un premio de 2.500 euros al pescador del campanu del Sella el piloñés afincado en Cangas José Fernando Junco Sánchez, que donó a Cáritas y Cruz Roja. Un campanu que se hizo de rogar, capturado a las 19.00 horas del Viernes Santo en lo libre de El Barreñu y que pesó en El Portazgu 4,270 kilogramos. Tenía 75 centímetros de longitud y otros 38 centímetros de perímetro.

 

Compartir el artículo

stats