Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Naufragios

La negra estela de un caladero maldito para Galicia

El "Dinish", en un encallamiento que sufrió con anterioridad a su naufragio en el Gran Sol. FDV

El nombre de Gran Sol solo puede sugerir su enorme riqueza pesquera porque en este caladero el cielo pocas veces despeja y su mar no conoce de calmas. Aquí los gallegos llevan sufriendo años de angustiosas incidencias, algunas por fatales averías, como ocurrió esta mañana con el 'Piedras', y en otras bastó la violencia de su oleaje para llorar pérdidas humanas. A continuación un resumen de los episodios más dramáticos que han tenido como escenario a un caladero maldito, de los más temidos en Galicia.

Desaparecidos en dos barcos: “Home do Mar” y "Bizarro”

Una de las mañanas más negras que se recuerdan en el Gran Sol. En enero de 1991, a tres marineros gallegos, de diferentes pesqueros, se los tragaba la mar tras caer al mar por la embestida del oleaje contra sus barcos. Dos eran tripulantes del pesquero con base en Vigo 'Home do Mar', propiedad de un armador de Beluso (Bueu), mientras que el tercero iba a bordo del 'Bizarro', con base en A Coruña.

Golpe letal contra el “Pescalanza”

Cuando estaba a punto de rematar la marea en el Gran Sol el 'Pescalanza' -propiedad de Pescapan, con sede entonces en Marín- naufragaba a 80 millas del sur de Irlanda el 2 de noviembre de 1998. Un golpe de mar acabó volcando el buque precipitando su hundimiento sin tiempo suficiente para que toda tripulación pudiera ser rescatada. Solo consiguieron salvarse seis, entre ellos, el patrón de costa y vecino de Cangas, Miguel Parcero. Fueron recuperaron cuatro cadáveres, pero otros dos marineros, vecinos de O Morrazo, se dieron por desaparecidos.

El "Arosa"; envuelto en oleaje en las rocas contra las que chocó. FDV

Doble tragedia en el “Arosa”

Cegado por un fuerte temporal, el 'Arosa' acabó colisionando contra unos bajos rococos cuando navegaba para refugiarse en el puerto irlandés de Rossaveal. Esa fatídica noche de octubre de 2000 murieron cinco tripulantes, siete desaparecieron y solo consiguió sobrevivir Ricardo Arias, un entonces joven marinero que 22 años después engrosaría la lista de los doce del 'Villa de Pitanxo' cuyos cuerpos nunca fueron recuperados de las aguas de Terranova donde naufragó este buque con base en su tierra natal, Marín.

Un gallego y dos africanos, víctimas del "Dinish"

El arrastrero 'Dinish' descansa a más de 2.000 metros de profundidad desde que naufragó, a causa de una vía de agua, a 170 millas de las islas inglesas de Scyllices en mayo de 2006. En este naufragio perdieron la vida tres tripulantes, el jefe de máquinas Manuel Graña (natural de Ardán-Marín) y dos africanos aunque solo se recuperó el cadáver de uno de estos últimos. El patrón, el buenense Juan Comedeiro, y otros seis marineros fueron rescatados con vida.

Todos los del “María Gallego”, a salvo

Ocurrió en junio de 2005. Los once tripulantes del buque gallego 'María Gallego' fueron rescatados sanos y salvos por el 'Pescaberbés 3' tras sufrir un naufragio cien millas al sur de la costa de Irlanda durante la madrugada del 27 de junio. El buque estaba tripulado por marineros de Bueu, Cangas, Marín y un ciudadano de nacionalidad peruana. La embarcación, propiedad del armador de la Playa de Beluso (Bueu), José Gallego Currás, se hundió a causa de una vía de agua, aunque sin determinar las causas que la provocaron. El 'María Gallego' pertenecía a la Cooperativa de Armadores de Vigo pero su base la tenía en Marín.

Compartir el artículo

stats