Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barbón pide reivindicar “con orgullo, que en Covadonga se inició el Reino de Asturias”

El Presidente recorrió la exposición conmemorativa de los 1.300 años de la batalla, instalada en la Biblioteca Pérez de Ayala

La consejera de Cultura, Berta Piñán y el presidente Adrián Barbón atienden al arqueólogo el arqueólogo y comisario de la exposición César García de Castro. | Principado

El presidente del Principado, el socialista Adrián Barbón, ha hecho un llamamiento para que la población asturiana reivindique “con orgullo” y “sin complejos” su identidad histórica. Y eso incluye deshacerse de “esos excesivos complejos que a veces noto -dijo- a la hora de reconocer nuestra historia”. Y en esa historia hay puntales que “son indiscutibles”. Y los remarcó: “que existió Pelayo; que existió la batalla de Covadonga, y que ese hito es el origen del Reino de Asturias”.

Barbón apeló a la necesidad de dar “un paso más en la recuperación de nuestra identidad” en el transcurso de una visita a la Biblioteca de Asturias Pérez de Ayala. Junto a la consejera de Cultura, Política Llingüística y Turismo, Berta Piñán, el Presidente se detuvo a contemplar la exposición “Covadonga, una batalla historiográfica”, que forma parte de las actividades para conmemorar los 1.300 años de la batalla de Covadonga. El Presidente y la consejera de Cultura afirmaron que además de esta exposición, este año están previstas otras tres muestras en torno a la conmemoración de la efeméride, todas orientadas “de una forma diversa y plural. No con una visión única”.

Con todo, el presidente Barbón ha querido dejar claro que hay varios hechos contrastados que nadie debería desvirtuar. “En todo lo relativo a la Batalla de Covadonga hay consenso que la fecha fue la del año 722, por tanto estamos en el 1.300 aniversario”, dijo, para añadir luego que “hay tres hechos más que no se pueden negar y hay que poner en valor como pueblo asturiano: la primera, que la figura de Pelayo existió, algo que reconocen hasta las crónicas musulmanas de la época; segundo, que la batalla existió y la tercera evidencia es que hay una entidad político-jurídica que se llamaba Reino de Asturias que surge tras esa batalla. A algunos les sale reacción alérgica cuando se dice esto, pero es así. En Covadonga, y con Pelayo, lo que se crea es una entidad político-jurídica nueva, que luego va evolucionando, y que se llamaba Reino de Astuiras”, remarcó.

El presidente quiso rechazar, de esa forma, la visión historicista de que lo que hizo Pelayo fue restaurar el reino visigodo previo a la invasión musulmana. “Se ser así no se habría llamado Reino de Asturias”, ha indicado Barbón, que ha reclamado que esa reivindicación sirva para que “el pueblo asturiano dé un paso más en la recuperación de nuestra identidad”.

También ha aludido al gran patrimonio que supone Covadonga para los asturianos: “tiene una parte espiritual importantísima para los que podamos ser cristianos, pero también para los que no lo son, por su representatividad. Tiene valor porque la identidad de un pueblo está representada allí”. Destacó igualmente su gran poder de atracción turística y valor histórico. “Estamos hablando de algo muy guapo de nuestra historia y es muy bueno que se conozca”, ahondó el Presidente.

Por todo ello, ha afirmado Barbón que no está de acuerdo con que sea un espacio apropiado para mítines políticos. “Que un creyente haga un mitin en un lugar sagrado me resulta ofensivo, hay espacios que no se deben ofender con la política”, ha sentenciado.

Compartir el artículo

stats