Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Es un regalo", dicen los visitantes sobre Laboral Centro de Arte durante la fiesta "Nueva Bauhaus"

Una jornada promovida por Europa sobre sostenibilidad permite a los asturianos descubrir el potencial del espacio gijonés

13

En imágenes: fiesta "Nueva Bauhaus" en Laboral Centro de Arte Juan Plaza

Para Manuel Vallés y Jimena Rodríguez no es la primera vez en Laboral Centro de Arte, pero sí disfrutan de la sensación de analizar con un artista su obra, profundizar en su trabajo y ver de cerca cómo es el proceso de creación. Lo hicieron ante Olmo Cuña, que está desarrollando un proyecto sobre la ciudad vacacional de Perlora. Ayer fueron dos de los muchos visitantes que se acercaron al espacio gijonés, dentro de la jornada sobre sostenibilidad de la “Nueva Bauhaus Europea”, que contó con una parte lúdica, otra artística y una más analítica con debate. “Es un regalo poder acercarnos a la producción de arte, conocer a las personas que están creando y que pueden aportarnos sus visiones”, confesaron Vallés y Rodríguez.

Durante casi nueve horas, los visitantes tuvieron la oportunidad de disfrutar de un mercadillo, una comida popular, talleres infantiles, encuentros con los artistas o un coloquio sobre futuro y sostenibilidad, con el tema de “La Nueva Bauhaus Europea, Agenda Urbana y el codiseño de la ciudad del futuro”. No faltó tampoco la música, ya en la sesión vespertina, con sonidos de electrónica ambiental, indie clásico, jazz, música negra, psicodelia o garage.

La jornada, que fue la primera gran actividad que se realiza bajo la gerencia de Pablo DeSoto, fue muy bien acogida por los residentes, que recalcaron la ayuda que supone tener un espacio para poder desarrollar sus proyectos, y animaron al público a descubrir lo que en este enclave se realiza. “Es muy importante este tipo de espacios, para trabajar y entrar en contacto con la comunidad artística, como espacio de intercambio de opiniones”, recalcó Sara García, que se encuentra realizando una investigación sobre la relación entre plantas de la zona de Cerezales (León) con fermentos. “Poder enseñar mi estudio y charlar con gente sobre mi proyecto es interesante, que puedan conocer todo el proceso, que es clave para que exista la obra. Hay una tendencia a ver acabadas las obras como lo importante, cuando en realidad es todo lo demás también”, contó Cuña.

La jornada festiva se vivió también en familia. Carolina Albuerne estuvo en la comida popular con su hijo Simón. “No sé el motivo por el que no viene aquí más gente, es especial por esa mezcla de cultura y diversión, aunque estaría bien que haya más propuestas para los niños, que no sea algo aislado”, indicó.

Y los participantes en el mercadillo LABshop también destacaron la importancia de repetir jornadas de este estilo. “Benefician a todos, es una forma de atraer más público y acercar propuestas interesantes”, señalaron Leo Durán y Begoña Andrés, de “Perrofeo work shop”, que realizan móviles colganes decorativos y marcapáginas de cine, arte y literatura.

Compartir el artículo

stats