El Centro de Crisis para Víctimas de Agresiones Sexuales, ubicado en Oviedo y pionero en España en la atención integral, va a incorporar el próximo mes a un equipo especializado en la atención a víctimas menores de edad. En concreto, se incorporarán un psicólogo y un abogado para suplir una carencia que existía en el centro y mejorar así la atención, según ha explicado el vicepresidente del Principado, Juan Cofiño, la Junta General del Principado.

Fue la portavoz de IU, Ángela Vallina, la que interrogó al portavoz del Gobierno por las medidas que ha tomado o tiene previsto tomar para prevenir en Asturias el incremento de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual de las mujeres cometidos en grupo. Vallina hizo hincapié en que este aumento se debe a que "hay grupos políticos ideológicos que, en su guerra contra los valores de igualdad han contribuido a minimizar la gravedad de atentar sexualmente contra una mujer".

Cofiño, ha admitido que se trata de un problema "muy serio" que "tiene mucho que ver con el ámbito educativo" y el mal uso de redes sociales. En opinión del vicepresidente, existe un problema educacional "básico" y ha señalado que los poderes públicos tendrán que abrir un debate para controlar estos "excesos" en el uso de las redes sociales "cada vez más violentas en términos de pornografía".

Ante este escenario, en el que se incrementan los delitos sexuales mientras descienden el resto de tipos delictivos, Asturias "está tomando medidas", a través del Centro de Crisis, un espacio que "ataca" este problema con servicios de atención integral a las víctimas y pone en marcha medidas de prevención contra la violencia sexual con el objetivo de "impulsar la transformación social" y ser "referente".

Datos del primer trimestre

Precisamente se acaban de hacer públicos los datos del primer trimestre del año del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género. Y en Asturias es reseñable que ya hay un total de 1.156 mujeres que reciben algún tipo de protección por sufrir amenazas de sus parejas o exparejas, 16 de ellas en riesgo alto y ninguna por riesgo extremo, según los datos aportados este martes por la delegada del Gobierno, Delia Losa, que ha apelado a las víctimas y a su entorno para que denuncien.

Losa ha participado este martes en una jornada de formación sobre el Sistema VioGén de Seguimiento Integral en los Casos de Violencia de Género dirigido a medio centenar de responsables de violencia de género de la Guardia Civil, Policía Nacional, Policías Locales y de los Centros Asesores de la Mujer.

La delegada del Gobierno ha incidido en la importancia de denunciar los casos de violencia machista a las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado y ha advertido de que estas cifras nos deben mantener siempre alerta ante una lacra que no cesa y ante la que las administraciones "deben ser contundentes" dando protección y seguridad a las víctimas.

En su intervención, ha transmitido un mensaje de seguridad a todas las mujeres que sufren algún tipo de violencia y no se atreven a denunciar, a quienes ha animado a no callarse.

"Debéis hacerlo, porque tenéis todo a vuestro alcance para que deis el paso y no os arrepintáis por ello", ha recalcado la delegada, ya que el Gobierno de España está de su lado "poniendo a vuestro alcance -ha añadido- los servicios de atención, asesoramiento y seguimiento de cualquier tipo de necesidad".

Losa también ha apelado al entorno de las víctimas, como familiares, amigos, vecinos y compañeros de trabajo, para que no guarden silencio, alerten y denuncien toda sospecha de maltrato que perciban para ayudarlas y acabar con esta lacra.

La sesión ha contado con la participación de Teresa Domínguez, jefa de la Unidad de Coordinación contra la Violencia sobre la Mujer de la Delegación del Gobierno; la oficial de Policía Laura Peláez, de la Unidad de Familia y Mujer de la Policía Nacional de Asturias, y la sargento Carlota Prieto, de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón.