Siempre se dice que los sucios no son los perros, sino sus amos. Darcy, una golden retriever de 12 años, es limpísima. Más que eso. Lleva recogidas más de 20.000 botellas de plástico. Ella sola ha ayudado a que los parques, las playas y las calles estén un poco más cuidados. Rita Jiménez, su dueña, no le tiraba cuando era un cachorro una pelota para que la recogiera y se la llevara. Le enseñó a recoger plástico.

"Tenía dos meses y salíamos a pasear y ya volvíamos a casa con una bolsa de basura llena de lo que Darcy nos iba dando. Es una perra maravillosa. Nuestra misión es dejar los lugares por los que caminamos más limpios de lo que estaban", afirma Rita.

Rita y su marido, John, decidieron hace tres años venirse a vivir a Dénia. Antes habían residido en Toledo, donde una veterinaria les regaló a esta perra al poco de nacer. En esa ciudad, ya se habituó a recoger botellas de plástico. "No sabemos exactamente cuantas ha recogido, pero calculamos que más de 20.000. Darcy ha hecho una gran labor por la limpieza y el reciclaje", destaca su dueña.

Para demostrar la habilidad de esta perra, Rita esparce varias botellas de plástico en el parque Chabás. Darcy las recoge una a una y se las entrega a su dueña. Es fantástico verla en acción. Nada la distrae. No para hasta llevarle a Rita la última botella.

La perra le entrega los residuos a su dueña.

La perra le entrega los residuos a su dueña. A. P. F.

"Nos enamoramos de Dénia. Buscábamos una ciudad en la que pudiéramos ir a todos los sitios andando. Aquí tenemos a un paso playas preciosas y el Montgó, una montaña que irradia una energía muy especial", señala Rita. En los tres años que llevan viviendo en Dénia, Darcy ha retirado la tira de plásticos de parques, cunetas y playas.

"En invierno paseamos mucho por las playas. Son muy naturales y bonitas, pero nos encontramos bastantes plásticos. Darcy los recoge y llenamos todos los días una o dos bolsas de basura". Rita advierte de que otra de las cosas que les sedujo de Dénia es que es una ciudad 'pet friendly' (amiga de las mascotas). "Es fabuloso que tengamos aquí una playa para perros. Ojalá no la quiten nunca".

Darcy es cariñosa y muy dócil. "Nos apena que se vaya haciendo mayor", reconoce su dueña. Lo que hace esta perra tiene un mérito enorme. Da ejemplo, conciencia y ayuda a retirar los dichosos y contaminantes plásticos de un solo uso.