Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"La pandemia ha subido las matrículas", coinciden los ingenieros técnicos en Gijón

Expertos informáticos y de telecomunicaciones nacionales se citan en la la Escuela Politécnica: "Los alumnos empiezan ya a trabajar en cuarto"

En la mesa, por la izquierda, Juan Carlos Campo, director de la EPI de Gijón; José Javier Medina; Olmo Ron, concejal de Obras Públicas; Ignacio Villaverde, rector de la Universidad de Oviedo; Iván Aitor Lucas, director general de Innovación del Principado; y Josefina Jiménez, ayer. | Juan Plaza

En España hay un total de 44 escuelas politécnicas de ingeniería. Los máximos dirigentes de 33 de ellas se citaron ayer, de forma presencial, en la de Gijón. El objetivo no era otro que la puesta en común de desafíos, retos y el intercambio de conocimientos para la mejora de las ingenierías informática y de telecomunicaciones a nivel nacional. Bajo este contexto comenzó la Conferencia de Directores de Grado en el Ámbito de Telecomunicaciones (Codigat), que finalizará hoy con nuevas ponencias. "La bajada económica por la pandemia ha aumentado el número de matriculaciones en las escuelas", coincidieron los expertos, quienes respecto al número de alumnos egresados perciben que "en cuarto curso muchos comienzan a hacer prácticas y dejan de lado las últimas asignaturas o el TFG para adentrarse, sin el título, al mundo laboral".

Respecto a los retos del sector, el coordinador general de la Codigat, José Javier Medina, apuntó que "debemos acercar tanto a la mujer como a los jóvenes a la ingeniería. Son campos con mucha oportunidad, pero es complejo". De igual modo, Medina rompió una lanza en favor de su sector: "Sin telecomunicaciones no se puede vivir. Se utiliza en el día a día de la industria, sanidad o agricultura". En este sentido, el coordinador del ciclo de conferencias aseguró que "el desafío que tenemos es que nuestros programas sean cada vez más interactivos y ligados a las aplicaciones de las telecomunicaciones". Es decir, que se acerquen esos avances tecnológicos complejos a los intereses de la sociedad, la innovación y las empresas. Respecto a los jóvenes, José Javier Medina incidió en la idea de que "la informática y las telecomunicaciones componen el desarrollo digital de todas las empresas del país". "Queremos demostrarles que con las telecomunicaciones van a tener un trabajo seguro, potente y que van a estar muy demandados a nivel nacional e internacional", explicó Medina.

Dentro de la puesta en común de datos académicos, en la que estuvo el rector de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villaverde, los directores coincidieron en que la mayor tasa de abandono se produce durante el primer curso. "Es raro que se produzcan de tercero en adelante", explicaron varios ingenieros. Asimismo, durante la jornada, entre otros temas, Josefina Jiménez, coordinadora de la Red de Universidades del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Telecomunicaciones (Coitt), abordó la posibilidad de realizar una campaña de marketing para que los jóvenes diferencien entre el desempeño de un ingeniero informático y el de uno de telecomunicaciones. "No lo tienen claro", advirtió.

Compartir el artículo

stats