Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vivienda

Alegría en Ibiza en la entrega de las nuevas viviendas sociales: "Es como pan caído del cielo"

"Hasta ahora vivía con mis dos hijos en casa de mi madre", dice una de las beneficiarias | Los precios desorbitados del alquiler en la isla lastran la vida de muchos ciudadanos

Representantes políticos con algunas de las personas que residirán en las viviendas sociales de Ibiza. CAIB

Saray Pozo llevaba más de diez años esperando una llamada que le dijera que era una de las elegidas para entrar a vivir en una de las viviendas sociales que iba a tener la ciudad de Ibiza. La sorpresa llegó hace unas semanas y fue el jueves cuando recibió las llaves de la que será su futura casa en los próximos años.

No pudo contener las lágrimas cuando le dieron la caja que las contenía. Estaba feliz y, por fin, respiraba. "Esto es como pan caído del cielo", dijo emocionada. Tiene dos hijos menores, uno de ellos sufre discapacidad, y trabaja únicamente de temporada. "Hasta ahora vivía con mis dos hijos en casa de mi madre, que ha sido la que nos ha tenido que aguantar", apuntó. En cuanto compre los muebles, se mudará a su piso.

Carmen Porra está jubilada y su pensión apenas roza los 700 euros. La de su marido no es mucho mayor y, entre los dos, asumían un alquiler de 750 euros mensuales con gastos y comunidad aparte. "Con una de las pensiones ni siquiera cubríamos gastos y esto por un piso que está hecho polvo, que tiene muchísima humedad", lamentó. "Y eso sin contar que un mes tuviéramos un cumpleaños o se nos rompiera algo", añadió.

Juan (nombre ficticio) vive con sus padres. Sufre una discapacidad por la que cobra una pensión de 800 euros, a la que hay que sumar "la paga" que le da su madre. Si no es imposible vivir. "Ha sido una sorpresa increíble porque llevaba más de diez años en la lista. No me lo esperaba", dijo sin poder ocultar su felicidad.

La promoción de VPO de Ibiza en Talamaca es ya una realidad. El jueves por la tarde se entregaron las 19 llaves a los huéspedes que residirán en las viviendas en régimen de alquiler social.

En una presentación a la que acudieron los vecinos del bloque y sus familiares, el primer edil de la ciudad, Rafa Ruiz, dijo que se trataba de "uno de los días más importantes que ha vivido como alcalde". En este sentido, matizó que, detrás de este edificio (en la calle Xarc, 15) "hay mucho trabajo de muchas personas durante muchos años".

Ruiz reiteró que el acceso a la vivienda "es un derecho y no lujo, como algunos piensan" y cargó contra aquellos equipos de gobierno de la isla que no ceden solares al Govern para construir viviendas sociales. "El problema que tenemos es un fracaso colectivo. Ceder solares no debe de ser la excepción, sino la norma", subrayó.

En su discurso, lamentó los precios desorbitados de alquiler que hay en la isla y señaló que, esta promoción, se encuentra "en frente de un bloque en el que el piso más barato cuesta medio millón de euros".

"Vivienda digna"

Por su parte, el conseller de Vivienda, Josep Marí Ribas, enfatizó la importancia de que los diferentes gobiernos de las islas trabajen para facilitar una vivienda digna a los ciudadanos. "El Govern empezó una política de vivienda decidida y los ayuntamientos que creían en ello cedieron solares como este, en plena milla de oro", explicó. "Ahora 19 familias tendrán un proyecto de vida", añadió.

En la misma línea se posicionó la presidenta del Ejecutivo balear, Francina Armengol, que dijo que esto también es fruto de los impuestos que pagan todos los ciudadanos de la isla. "Por eso es justo que los que tienen más, paguen más", indicó.

Asimismo, aprovechó su intervención para recordar que hace siete años, cuando asumió el cargo de presidenta, "no teníamos suelo para hacer viviendas" y ahora se están entregando las llaves de una de las tres promociones en marcha en la isla. "El ayuntamiento que más solares ha cedido de todo Baleares ha sido el de Ibiza", reiteró.

Este 2022, el Instituto Balear de la Vivienda (Ibavi) entregará un total de 86 viviendas en la pitiusa mayor. Todas serán en régimen de alquiler de por vida, no por 30 años como hasta ahora.

La promoción, en la cual se han invertido 2.415.930 euros (precio de ejecución, IVA excluido), está construida en un solar de 1.406 m² de superficie, cedido por el Ayuntamiento de Ibiza al Ibavi.

Compartir el artículo

stats