Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ganadería

Ganaderos cordobeses sacrifican unas 700 vacas semanales para pagar costes

Ganaderos y organizaciones agrarias creen que muchos no resistirán si las circunstancias no varían | La subida del litro de leche en la comarca sigue sin mejorar la situación de las explotaciones

Los ganaderos empezaron a desprenderse de cabezas de vacuno de leche y de desvieje y ahora se desprenden también de las de campo. RAFA SÁNCHEZ

Dos meses, tres a lo sumo, ese es el tiempo que un gran número de ganaderos de vacuno de leche van a poder resistir en la comarca cordobesa de Los Pedroches si las circunstancias no varían. Los profesionales del campo están al límite. En esta aseveración coinciden ganaderos y organizaciones agrarias ante los altos costes de producción que está soportando el sector, a los que se une ahora el déficit hídrico por la actual sequía. Según los ganaderos y organizaciones agrarias consultadas por este periódico, en la comarca se están sacrificando actualmente una media de 700 cabezas de vacuno por semana. Si al principio predominaban las de leche y de desvieje, ahora los ganaderos también se desprenden de las de campo porque el precio de la alimentación no es soportable. 

En el caso de las explotaciones de vacuno de leche el ganadero se enfrenta al dilema de qué cabeza llevar al matadero porque si antes se ha recurrido a quitar las más viejas ahora toca hacer la purga entre las que pasaron la primera selección. Y es que las facturas no perdonan y sacrificar animales es la única manera de hacer frente a las deudas para sobrevivir hasta que la situación mejore.

Una situación que no es nueva. Fuentes del sector apuntan a que ya se empezaron a atisbar problemas el verano pasado y en otoño. Pedro Jesús Moreno, ganadero de vacuno de leche de Pozoblanco, afirma que "ya en el mes de julio del año pasado empezaron a dispararse los precios de la alimentación", una situación, explica, que va alargándose en el tiempo y a finales del 2021 "nos encontramos con que nos dicen que va a haber recortes en el pago único, empiezan a subir los precios de los combustibles, la electricidad, suben los pagos a la Seguridad Social y se incrementan las nóminas y las cuentas ya no cuadran". 

Pedro Jesús Moreno reconoce que el precio de la leche ha subido, pero no lo suficiente porque también han subido los piensos, "para que lo fuera habría que pagar al ganadero por encima de los 60 céntimos y a mí en julio me la van a pagar a 47 céntimos", dice. Este ganadero señala que están oyendo que la leche más barata de Europa se está pagando en estos momentos en Los Pedroches. "Países como Francia y Holanda están pagando al productor por encima de 56 céntimos y ya se está diciendo que antes de que acabe el año la leche alcanzará los 60 céntimos, pero estos precios no han llegado todavía a Los Pedroches", afirma este ganadero. Moreno se lamenta de que también le han recortado los complementos que recibían cada dos meses de Covap, de la que es socio. "De junio, por la leche que he producido voy a cobrar 47.700 euros, de ahí hay que restar la factura de pienso, una por valor de 29.000 euros, otra factura de 5.400 euros y una tercera de 5.300 euros", explica para afirmar que "con esas tres pequeñas facturas estamos en 40.000 euros de coste; con lo que queda hasta los 47.000 euros que me pagaron tengo que hacer frente al abono de 3 nóminas, la Seguridad Social de tres trabajadores, 1.000 euros de electricidad, 700 euros de gasoil... Este mes vuelvo a poner 3.000 euros mínimo para aguantar y ¿hasta cuándo?", se pregunta. "Ya solo nos queda embargar nuestras casas y nuestro patrimonio, y ante esa opción muchos optan por vender. Llevo décadas oyendo que el que aguante va a triunfar, pero me pregunto que cuántas cribas hay que resistir", dice con gran preocupación.

José García es otro ganadero de Pozoblanco y coincide con Moreno en la difícil situación que están pasando por los costes de producción. Afirma que ha vendido sus vacas a su hijo pero la situación a día de hoy le ha impedido pagárselas por el momento. 

En busca de agua en las fincas

Organizaciones agrarias como Asaja añaden que la falta de agua es otro de los males a los que se están enfrentando los ganaderos de la comarca de Los Pedroches, además del sacrificio de ganado. 

Son muchos los que están solicitando hacer sondeos porque ha bajado el nivel freático de sus pozos y no tienen agua suficiente. A esto se une la subida de los costes de la luz, el combustible, la alimentación, entre otros. Manuel Rubio, representante de Asaja en Los Pedroches, afirma que la actual situación no se puede soportar mucho más tiempo. Aunque no tienen datos oficiales en su organización, son conscientes del cierre de numerosas explotaciones

En este sentido, Pedro Jesús Moreno cuenta que todos han tenido que sacrificar vacas en estos últimos meses. Moreno señala que tiene constancia de que en el último ejercicio anual han caído varias explotaciones de Covap. 

Por su parte, Delfín López, ganadero con gran experiencia en el sector (fue vicepresidente de Covap durante varias décadas), afirma que quienes peor lo están pasando son los ganaderos jóvenes, ya que muchos de ellos están metidos en préstamos para pagar las inversiones en maquinaria que han tenido que hacer. Delfín López cuenta que el manejo de las ganaderías ha cambiado notablemente con el paso de los años.

A pesar de ello, no quiere dibujar un mapa excesivamente negro y confía en que lleguen las lluvias y baje el precio de la alimentación animal. Él, que ha vivido otros periodos difíciles, confía en la capacidad de resistencia del ganadero de la comarca de Los Pedroches. 

Compartir el artículo

stats