Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tras la tragedia en el Medusa

La Generalitat Valenciana no va a renunciar a los festivales

El secretario autonómico de Turismo considera que la imagen de estos eventos no se verá afectada tras la tragedia de Cullera

Colomer, ayer en el Rototom Sunsplash de Benicàssim. L-EMV

Los festivales que se celebran en la Comunidad Valenciana son espacios totalmente protegidos y que cumplen con todas las normativas de seguridad vigente. Este es el mensaje que trasladan desde las instituciones tras los trágicos incidentes acontecidos la noche del viernes en el Medusa Festival de Cullera, donde un fortísimo vendaval acabó con la vida de un joven y con decenas de heridos, encontrándose todavía algunos de ellos en estado grave.

"La tragedia que ha ocurrido es fruto de una circunstancia excepcional derivada de las condiciones meteorológicas y que no debería afectar la buena imagen de los festivales que se celebran en el territorio valenciano", explicó ayer el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, en el contexto de la visita oficial al recinto en el que se celebrará el Rototom Sunsplash del 16 al 22 de agosto, en Benicàssim. "No vamos a renunciar a los festivales", aseveró.

Cabe recordar que durante la madrugada del pasado viernes 12, en el espacio del Medusa Festival se alcanzaron rachas de viento de hasta 65 km/h que arrancaron parte del escenario principal y que levantaron una peligrosísima tormenta de arena que desencadenó la tragedia.

"Desde la organización de los festivales que se celebran en la Comunitat, tales como el Arenal Sound, el FIB, el Rototom Sunsplash o el propio Medusa Festival, se realiza un grandísimo esfuerzo para garantizar la seguridad de todas las personas asistentes y se siguen estrictamente todos los códigos y procolos existentes en materia de protección", puntualizó al respecto el secretario autonómico de Turismo.

En esta línea, se extiende la preocupación de que los dolorosos acontecimientos ocurridos en Cullera puedan poner en peligro la excelente reputación nacional e internacional que han conseguido a lo largo de los años los eventos musicales celebrados a en el territorio valenciano. Así, el Rototom Sunsplash, que comenzará mañana, será la primera prueba para disipar esa preocupación.

Colomer trasladó sus condolencias a los familiares y amigos de la víctima, que era natural de la localidad de Daimiel (Ciudad Real), así como a todo el personal vinculado con el sector de los festivales de música y la ciudadanía de Cullera.

Por otro lado, Colomer destacó que la ocupación turística de la Comunidad Valenciana durante el mes de agosto !supera las previsiones! ya se alcanzará una ocupación media del 90% en los hoteles del litoral. Colomer agregó que estas cifras veraniegas suponen "la confirmación del regreso del turismo de forma contundente a nuestro destino y la capacidad que ha tenido el sector para fidelizar a los mercados".

Compartir el artículo

stats