Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El curso escolar empezará sin muchos libros de texto por el retraso del Principado en aprobar la programación

"El 80% de los lotes están incompletos; nunca nos había pasado", avisan los libreros, que aseguran que aún así las editoriales han hecho "magia"

La implantación de la LOMLOE, la ley educativa aprobada en 2021 y que obliga a realizar cambios gradualmente en los programas curriculares de todos los niveles de enseñanza, está enmarañando el inicio de curso en Asturias, donde las clases se reinician el 12 de septiembre. El Ministerio de Educación publicó los nuevos contenidos curriculares en el mes de mayo y las editoriales han tenido que adaptar los libros de texto a contrarreloj. Los volúmenes de algunas asignaturas de los cursos impares de Primaria y Secundaria, que son los que se incorporan a la LOMLOE este año, aún tardarán unas semanas en llegar a las librerías. Por si fuera poco, el Principado aprobó hace solo un par de días los desarrollos curriculares específicos de Asturias de la ESO y Bachillerato, lo que imposibilita iniciar el curso con los libros actualizados.

Mar Prieto, presidenta de la Asociación de Libreros de Oviedo y propietaria de uno de los establecimientos que sigue sirviendo libros de texto –cada vez es más frecuente que las familias los adquieran en los colegios–, exime de responsabilidades a las editoriales. "No es culpa de ellas, los cambios de la LOMLOE se han publicado tan tarde que las editoriales no podían hacer otra cosa. Hacer el libro, ponerlo en el canal de distribución, que llegue a las tiendas, hacer los lotes... Las editoriales han hecho todo eso a marchas forzadas, han hecho magia", explica Prieto.

En las librerías, si otros años en agosto ya se habían cerrado todos los lotes de libros de texto, este curso tienen "el 80 por ciento de los lotes incompletos, y así se los estamos dando a los padres, avisándoles de que, cuando lleguen los que faltan, se los entregaremos". "Yo he visto cantidad de cambios del Ministerio y nunca nos había pasado lo de este año. Siempre se aprueban los cambios con tiempo, precisamente para que a las editoriales les dé tiempo a incorporarlos", asegura.

Julio Rojo, de la librería Ojanguren, en Oviedo, aclara que aunque apenas venden el libro de texto, que ahora se adquiere por encargo, está al tanto de que "hay muchos retrasos por la tardanza en la aprobación de los programas educativos". "Este inicio de curso está siendo muy complicado para todo el mundo, tanto para las editoriales como para las librerías y las familias", comentaba ayer.

En los colegios, que sirven los libros de texto a las familias, ya se presumía esta contingencia a principio del verano. El Colegio Internacional Meres, en Siero, advirtió a los padres de que se iban a producir demoras importantes en la recepción. "Avisamos de que este año iban a tardar mucho más y estamos esperando a que nos los vayan trayendo las editoriales", indicaron desde el centro. Los retrasos en la aplicación de la LOMLOE están generando problemas en cascada. El Principado no aprobó hasta el 30 de agosto los decretos de los nuevos desarrollos curriculares de la ESO y Bachillerato en Asturias, con la consiguiente inquietud en los centros educativos. De hecho, a consecuencia del retraso en la publicación de los currículos asturianos de la ESO y Bachillerato ya son muchos los centros que han optado por aplazar al curso que viene la renovación de los libros de texto.

Los cambios se aplazan

Ese es el caso, por ejemplo, del instituto Carmen y Severo Ochoa de Luarca. "Hemos pospuesto la incorporación de nuevos libros de texto al curso siguiente en espera de disponer del currículo de ESO y Bachillerato. Al fin y al cabo son un material de apoyo y no un referente, por lo que preferimos continuar con los anteriores hasta tener bien asimilado el nuevo currículo y así decidir los recursos de apoyo oportunos", comenta su director, Jesús Fernández. Por la misma solución ha optado en el IES La Ería de Oviedo. "Mantenemos los libros, a la espera de que las editoriales publiquen textos adaptados al currículo asturiano, porque los que hay ahora recogen lo que dice el decreto nacional, pero no la norma regional", comenta su directora, Emma Álvarez.

Desde la Dirección General de Ordenación, Evaluación y Equidad Educativa del Principado se asegura que se ha colaborado en todo momento con las editoriales, enviándoles los borradores de los currículos –ya disponibles desde mayo– a medida que iban estando disponibles "con la intención de que pudieran ir trabajando en la redacción de los contenidos".

Compartir el artículo

stats