Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuando Isabel II miró a Covadonga

La soberana recibió la medalla conmemorativa de la batalla de Pelayo y pidió información sobre su historia

Felipe VI, Isabel II y la Reina Letizia, en 2019, en Windsor, con motivo de la entrada del monarca español en la Orden de la Jarretera. | Casa Real

No consta que Isabel II haya estado alguna vez en tierra asturiana, al menos de forma oficial. Pero sí se puede decir que el conocimiento sobre el Principado de Asturias no le era completamente ajeno a la monarca, que pasará a la historia por ser la segunda soberana más longeva del mundo, con 70 años de reinado.

Tal aniversario lo celebró la pasada primavera y con ese motivo el Cuerpo de la Nobleza del Principado de Asturias le quiso obsequiar con la medalla conmemorativa del 1.300.º aniversario de la batalla de Covadonga, hito que inició la Reconquista de España.

Antes de la fiesta, el 6 de febrero, aniversario de la ascensión al trono británico de Isabel II, el Consejo de Nobles de la corporación asturiana tramitó ante la comisión rectora del aniversario de la batalla de Covadonga hacerle entrega de una medalla conmemorativa. El detalle acabó siendo el obsequio de los nobles asturianos por el jubileo de platino de la monarca.

La medalla se le hizo llegar al castillo de Windsor, a través del delegado en el Reino Unido del Real Cuerpo, el caballero Frederick Price. La respuesta de la reina no se hizo esperar entonces y por medio de su secretaría particular remitió una carta de agradecimiento al consejero magistral del Real Cuerpo de la Nobleza del Principado de Asturias, Francisco de Borbón, duque de Sevilla. La monarca transmitió su interés por la gesta de Covadonga, que le llamó la atención, hasta el punto de que solicitó a la corporación asturiana más detalles sobre la hazaña de Pelayo.

"Ha sido una muestra del respeto, admiración y cariño de todos los caballeros y damas del Cuerpo de la Nobleza hacia ella", aseguró entonces a LA NUEVA ESPAÑA Alfredo Leonard, consejero de Relaciones Institucionales de la corporación.

Carlos de Inglaterra, el pasado abril, recibiendo a la Reina de España en Bishop Auckland. | E. P.

Era poco probable la pasada primavera que Isabel II pudiera viajar a Asturias para conocer el lugar donde se inició la Reconquista dado su ya delicado estado de salud. Entonces ya se había retirado a Windsor, lugar al que este mes de septiembre no había podido aún regresar desde Balmoral, donde disfrutó del verano. Hasta el castillo escocés se desplazaron sus familiares de forma escalonada para pasar con ella unos días y acompañarla.

Con los Reyes de España por última vez con la Orden de la Jarretera

Mariola Riera, Oviedo

Fue en junio de 2019 cuando se pudo ver a los Reyes de España, Felipe VI y Letizia, posar por última vez junto a la Reina Isabel II. Ambos se desplazaron hasta el castillo de Windsor –residencia fija en los últimos años de la monarca británica, que la cambió por Buckingham– al entrar Felipe de Borbón en la prestigiosa Orden de la Jarretera. La pareja real española participó así en una de las ceremonias más importantes del Reino Unido y por ese motivo posó con Isabel II en una foto ya histórica en la que los dos reyes, el español y la británica, lucieron el atuendo típico de los integrantes de la orden. La Reina Letizia compartió, además, un acto recientemente con el próximo rey de Inglaterra, el hasta ahora príncipe de Gales Carlos. Fue el pasado abril, al inaugurar el mayor museo de arte español en Bishop Auckland, una pequeña localidad que atesora docena de cuadros de Zurbarán.

Compartir el artículo

stats