Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Abre sus puertas la gran exposición sobre el aniversario de la batalla de Covadonga: 45 obras y hasta el 6 de noviembre

Muchas de las obras que componen la muestra, en la sala Sabadell Herrero de Oviedo, nunca se vieron

De izquierda a derecha, Javier Remís, Pablo Junceda, Berta Piñán y Alicia Vallina ante la escultura de la Virgen y el Niño cedida por el Museo de Covadonga para la exposición «Cuadonga/ Covadonga a través del arte». | Fernando Rodríguez

La exposición "Cuadonga/Covadonga a través del arte", uno de los eventos con los que el Principado conmemora este año el 1.300.º aniversario de la batalla de Covadonga, quedó inaugurada ayer en la sala Sabadell Herrero de Oviedo, donde podrá visitarse hasta el 6 de noviembre. Será la única oportunidad de ver juntas tantas obras y tan excepcionales dedicadas a Covadonga y al Rey Pelayo.

A la izquierda, un visitante se detiene ante los dibujos esl proyecto original de la exedra de la cueva de Covadonga. Sobre estas líneas, Berta Piñán interviene en el acto inaugural. | Fernando Rodríguez

"Esta exposición tan brillante es el testimonio perfecto de la huella que Covadonga ha dejado a lo largo de la historia, no solo a través de las diferentes manifestaciones artísticas sino también desde el punto de vista etnográfico y colectivo social", destacó la consejera de Cultura, Berta Piñán, en el acto de inauguración, e invitó a emprender el recorrido por "las obras de arte en las que quedó registrado el acontecimiento y su proyección internacional y turística"

La historiadora y conservadora sierense Alicia Vallina es la comisaria de la exposición y para ella ha seleccionado, entre el ingente material disponible, 45 obras excepcionales, muchas no expuestas nunca y otras no vistas hasta ahora en Asturias. Hay tres dibujos de Federico Madrazo cedidos por el Museo del Prado, carteles publicitarios de Mariano Moré y Joaquín Vaquero, un mármol con un grabado dedicado a la batalla de Covadonga que fue encargado por Fernando VI para el Palacio Real de Madrid, una escultura en escayola de la Virgen y el Niño del Museo de Covadonga, tarjetas postales cedidas por el Museo Cerralbo, cómics, medallas, un cuadro de Jenaro Pérez Villamil procedente del Bellas Artes de Asturias y etiquetas comerciales, partituras, cancioneros, incluso una película que se proyecta en bucle, "Así es Asturias", de 1963, dirigida por Juan Antonio Cabezas.

Tras la huella de Covadonga en el arte

La exposición ha salido adelante gracias a la colaboración del Museo del Prado, la Biblioteca Nacional de España, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, el Museo del Traje, el Museo Cerralbo de Madrid, el Nacional de Artes Decorativas, el Bellas Artes de Asturias, el Museo del Pueblo de Asturias y el de Covadonga, cuyo director, Javier Remís, asistió a la inauguración. Todos esos museos y centros culturales han cedido obras para "Cuadonga/Covadonga a través del arte".

Una obra de Pérez Villaamil.

Pablo Junceda, director general adjunto del Banco Sabadell y director general de la citada entidad en el noroeste, tomó la palabra durante la apertura para agradecer el esfuerzo realizado por los responsables de poner en pie la exposición. "No ha sido fácil traer algunas piezas, de muchísimo valor", indicó. Junceda aprovechó para hacer un alegato en favor de la colaboración entre lo público y lo privado, que da resultados como esta exposición, que, según el banquero, constituye "un auténtico lujo" para la región.

Grabado de la batalla en mármol. | F. R.

La comisaria de "Cuadonga/Covadonga a través del arte", Alicia Vallina, guió a los asistentes a la inauguración a través de sus obras. Antes expresó su agradecimiento a un "equipo técnico excelente que ha estado apoyando en todas las dificultades". "Covadonga es un poco de todos", manifestó, y admite muchas lecturas: "Es el centro de espiritualidad de España, tiene la vertiente histórica y una naturaleza extraordinaria".

Berta Piñán interviene en el acto inaugural. | Fernando Rodríguez

Un visitante se detiene ante los dibujos del proyecto original de la exedra de la cueva de Covadonga. | Fernando Rodríguez Elena Fernández-Pello

Compartir el artículo

stats