Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En plena campaña electoral

Las osas lesbianas de 'Peppa Pig' tensan la política en Italia

La extrema derecha reclama a la RAI prohibir el episodio en el que aparece una familia LGTBQ+ y la izquierda califica la idea de "censura"

La familia de osas polares, en la serie ’Peppa Pig’.

La serie de dibujos animados 'Peppa Pig', la cerdita que ha enamorado a miles de niños y niñas en todo el mundo, es objeto de polémica y debate político estos días en Italia, que además está en plena campaña electoral. El motivo, la decisión de los autores de la serie de incorporar, en uno de sus episodios, a una osa polar que tiene dos mamás. Esta familia LGTBQ+ ha desatado una ola de reproches y críticas por parte del partido ultraderechista Fratelli D’Italia, favorito para ganar las elecciones italianas, y de movimientos pro-vida.

En el episodio que ha tensado a los ultraconservadores italianos, y que ya se ha emitido en el Reino Unido, aparece el personaje de una osa polar antropomorfa llamada Penny junto a sus dos mamás. "Soy Penny, y vivo con mi mamá y mi otra mamá. Una mamá es doctora y una mamá cocina espaguetis. Me encantan los espaguetis", dice la osita a modo de presentación. Ha sido suficiente para hacer saltar la polémica.

"Adoctrinamiento 'gender'"

"Inaceptable". Así ha calificado Federico Mollicone, responsable de Cultura del partido de ultraderecha Fratelli D’Italia (Hermanos de Italia), la posibilidad de que el episodio en cuestión se pueda emitir en la televisión italiana. "Una vez más lo políticamente correcto afecta a nuestros hijos. ¿Por qué los niños no pueden ser niños? Como ha dicho Giorgia Meloni (la líder de Fratelli) estamos en contra de todas las discriminaciones, pero no podemos aceptar este adoctrinamiento ‘gender’”, ha añadido Mollicone. "Por eso, pedimos que (el canal público) RAI no transmita este episodio", ha afirmado.

Una postura, esta, similar a la de Famiglia Onlus, una asociación provida que ha ido incluso más lejos y ha lanzado una campaña titulada 'No a los dibujos animados gais para los niños en la RAI". Según ellos, el episodio de las dos mamás lesbianas es "gravísimo", razón por la que no debe ser emitido. "El riesgo que se corre es el de confundir a los más pequeños", ha apuntado Jacopo Coghe, portavoz de este grupo, que asegura que hay "miles de padres italianos enfurecidos que están expresando su malestar en las redes sociales".

Peticiones "ridículas"

La respuesta contundente del centroizquierda y de la izquierda no se ha hecho esperar. "Fratelli ha encontrado un nuevo enemigo que amenaza el país: Peppa Pig", se ha mofado el reconocido activista LGBTQ+ y diputado del progresista Partido Democrático Alessandro Zan.

"Sugiero que se dediquen también a atacar a Juanito, Jaimito y Jorgito, los tres patitos que cría Pato Donald. O a Masha, la niña que vive con un oso", ha abundado en el mismo tono irónico Nicola Frantonianni de la alianza Verdes e Izquierda. "La censura que exigen nuestros patriotas nos recuerda quiénes son y de dónde vienen. Sus intenciones no son solo ridículas, también nos revelan sus reales propósitos", ha añadido, ya en tono más serio, Frantonianni.

No es la primera vez que, en las últimas semanas, Fratelli critica una obra artística. Ya sucedió en agosto con ‘La Marcha sobre Roma’ de Mark Cousins, un documental sobre el ascenso del fascismo en Italia que, en una de sus imágenes, también incluye a Giorgia Meloni, líder de Fratelli.

La RAI ha informado, por su parte, que aún no puede transmitir el polémico episodio de Peppa Pig porque por ahora no posee los derechos del mismo.

Compartir el artículo

stats