Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nervios contenidos minutos antes del estreno

El compositor Vázquez del Fresno se mostró "tranquilo" y Rodríguez-Ovejero destacó la asturianía de la obra

Por la izquierda, Luis Miguel Rodríguez, sobrino de Alejandro Casona, Vázquez del Fresno, Berta Piñán, Canteli, Mariví Monteserín y Rodríguez-Ovejero. | Irma Collín

La Ópera de Oviedo tiene ya tanto recorrido que sus responsables no se alteran ni siquiera con un estreno mundial. "La dama del alba" inauguró ayer el ciclo lírico que cumple 75 ediciones y minutos antes del estreno el compositor de la obra, Luis Vázquez del Fresno, departía con familiares y amigos a la entrada del Campoamor. Decía estar "tranquilo y sin nervios" porque "va a salir solo estupendamente". Después de ver los ensayos del último mes largo, el compositor tenía confianza absoluta. Solo le quedaba ver la respuesta del público y lo que más deseaba es "que sea espontánea". Como compositor sabe que "cuando una obra se expone al público, este es soberano y si le gusta aplaudirá entusiasmado y sino es así mostrará su indiferencia".

Luis Fernández-Vega y su mujer, Victoria Cueto-Felgueroso, con su familia. | Irma Collín

Vázquez del Fresno se llevó abrazos y buenos deseos justo antes de una función que para el presidente de la Fundación Ópera de Oviedo, Juan Carlos Rodríguez-Ovejero, es "un reto de asturianía". Lo decía por el compositor pero también por el ovetense Emilio Sagi, director de escena y por el resto de asturianos en el elenco. "Es una apuesta por lo que hacemos desde la casa", afirmó. Rodríguez-Ovejero aún recordaba ayer el tremendo esfuerzo que la Ópera de Oviedo hizo para sacar adelante la pasada temporada, "un esfuerzo que nos ha hecho más fuertes".

Ramón Fernández-Mijares y su esposa llegan al teatro. | Irma Collín

El público respondió ayer con un lleno absoluto del teatro Campoamor. Oviedo se vistió de nuevo de gala en plenas fiestas de San Mateo para el arranque de si ciclo lírico. Las autoridades también arroparon el estreno. Al Campoamor acudieron el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli; la consejera de Cultura del Principado, Berta Piñán; la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, o el rector de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villaverde. También estaba el exrector Juan López-Arranz. También de los ex, estaba el exalcalde de Oviedo, Wenceslao López. Del mundo de la política se dejaron ver Adrián Pumares, portavoz de Foro en la Junta General del Principado, y Cristina Coto, portavoz e Vox en Oviedo.

El rector Villaverde, a la derecha, saluda a Rodrigo Cuevas. | Irma Collín

Del sector cultural acudieron al estreno en cantante Rodrigo Cuevas, que departió amistosamente con la alcaldesa de Avilés y se retiró discreto cuando las autoridades posaron para la foto. Javier Menéndez, ex de la Ópera de Oviedo y actual director del Teatro de la Maestranza de Sevilla, tampoco quiso perderse el estreno en lo que fue su casa.

Lluís Xabel Álvarez y Amelia Valcárcel, en el hall del Campoamor. | Irma Collín

López Arranz y su esposa, a su llegada al teatro. | Irma Collín

Ana Nebot. | Irma Collín

Josefina Martínez. | Irma Collín

Compartir el artículo

stats