Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias exporta talentos

Gutiérrez de Terán: «Apliqué lo que oía de niño: ‘¡Chaval, aprieta el culo y da pedal!’»

El profesor de Bioquímica Computacional en Suecia afirma que la oferta de Asturias se da en muy pocos lugares, «pero aún falta inversión»

Hugo Gutiérrez de Terán.

Hugo Gutiérrez de Terán Castañón (Uppsala, Suecia). Natural de Oviedo (1976), estudió Farmacia en Santiago de Compostela y se doctoró en la Universidad Pompeu Fabra. Ha sido investigador en las universidades de Santiago de Compostela, el Scripps Research Institute (California) y Uppsala, donde es profesor de Bioquímica Computacional y ha fundado una empresa de diseño de fármacos.

Pongámonos en situación:

–Salir de la tierrina es bueno y necesario, ¡hay tantas cosas que aprender! Eso sí, con la mentalidad muy abierta, incluso para llegar a apreciar las albóndigas de Ikea como una buena opción culinaria. Se trata de complementar lo que ya sabemos con nuevas ideas y visiones, y eventualmente y quien quiera retornar para revertir lo aprendido".

El ovetense Hugo Gutiérrez de Terán Castañón, profesor de Bioquímica Computacional en la Universidad de Uppsala (Suecia), sabe bien lo que es comer fuera: "Mis primeras salidas fueron a Inglaterra e Irlanda, para aprender inglés durante los veranos de mi adolescencia. Percibí una cultura y modo de vida diferente, pero lo más llamativo posiblemente fue darme cuenta de lo mal que se comía, ¡y la gente lo aceptaba! Quizá la gastronomía es un pequeño espejo del lugar y sus gentes. Suecia y los países nórdicos están trabajando mucho este aspecto, buena falta les hacía. Por el contrario, parecen irse disipando los valores socialdemócratas que les llevaron al Estado del bienestar y que tanto me marcó en mi primera visita, cuando se escuchaba ‘Abba’ en la radio y español de Chile en las calles".

Mauris eu odio risus, vel interdum turpis. Nullam consectetur sem quis elit

Tras su primer periodo posdoctoral en Suecia, inició su carrera de investigador independiente en Santiago de Compostela, pero, "a pesar de haber llegado a dirigir tesis y dirigir un proyecto nacional, la estabilidad no parecía una opción en los años de la crisis y la nula tasa de reposición de empleo público. Decidí regresar a Uppsala y llevarme mis líneas de trabajo, y así llegó la estabilidad, no solo en Uppsala, sino recientemente en el CSIC, donde espero incorporarme pronto. Supongo que me apliqué aquello que tanto oía de niño: ‘¡Chaval, aprieta el culo y da pedal!".

Echamos el freno en "aquel Oviedo de los ochenta, donde a pesar de que los coches podían rodear la plaza de la Catedral en la que crecí, era un entorno a la vez urbano y amigable. Como niño podía moverme con libertad y explorar sus calles y recovecos, incluidas las excursiones los sábados por la mañana con mi prima Mónica colándonos en los salones del maravilloso edificio del hotel de la Reconquista, aprovechando las labores de limpieza. Aquel Oviedo y toda la Asturias que le rodea, cuyas sinuosas carreteras me llevaban a visitar a mi familia en Salas, a la casa de mi tío en Celorio, y a muchos otros lugares a los que mi padre nos llevaba y cuyo nombre no aprendí hasta mucho más tarde, se me antoja un lugar paradisiaco para crecer. Y creo que lo sigue siendo, con todas las ventajas que las infraestructuras y modernización nos han traído y que, sin embargo, apenas han supuesto ningún deterioro. Asturias es una joya y un amor de por vida".

«La investigación y el desarrollo en áreas tecnológicas son posiblemente la principal baza para salir del modelo de servicios y turismo»

decoration

Buenas noticias: "Soy optimista respecto al momento actual de Asturias, sobre todo tras los errores cometidos durante la descarbonización y la gestión de los fondos europeos asociados. Ahora somos conscientes del daño que supone una economía basada únicamente en el turismo, y en contraposición a un turismo de parque temático, debemos asociarlo al desarrollo de sectores tales como la industria bioalimentaria y un rural vivido".

La investigación y desarrollo en áreas tecnológicas "posiblemente son la principal baza para salir del modelo de servicios y turismo en el que la región ha estado anclada las últimas tres décadas. El apoyo al emprendimiento, incentivos para atraer empresas tecnológicas y la investigación y desarrollo en biotecnología son motores alternativos que darán mucho fuelle a la región, permitiendo no solo la necesaria recaptación de tanto talento emigrado, sino la internacionalización y atracción de nueva savia. Ya sucedió con el desarrollo industrial de la región el pasado siglo, y la globalización nos ha enseñado que cualquier lugar es posible. Asturias presenta más atractivo y potencial que algunos de los actuales focos en biotecnología del mundo".

Echa de menos "las montañas, a pie y en bicicleta, y el olor del mar, la frescura de la brisa aunque sea en verano. Y con todo, lo que más emociones me arranca es ese enfoque vital tan especial de mis paisanos, acogedor, socarrón y con la capacidad de reírse de uno mismo".

Lo cierto es que Asturias "es aún una gran desconocida en gran parte del exterior, yo siempre tengo que decir que vengo de una tierra que está entre Bilbao y Santiago de Compostela para que la gente se oriente, y, sin embargo, el que viene a conocerla alucina y hasta se enamora, pongo por ejemplo mi pareja, que es alemana. Con la perspectiva de toda mi vida adulta fuera, me doy cuenta de que la oferta de Asturias se encuentra en muy pocos lugares: clima benigno, el paisaje y paisanaje, un alto nivel cultural unido al increíble potencial del emigrante cualificado, aderezado con las nuevas infraestructuras, aunque faltan vuelos. Pero aún falta inversión, tanto pública como de empresas y fundaciones, todos han de creer que con un poco más la inversión retornará, y con creces".

«Todos han de creer que la inversión retornará, y con creces»

decoration

Existen varias fórmulas que se pueden aplicar "para asegurarse que esa inversión revierte multiplicada. La reducción temporal de impuestos a profesionales captados cuyo talento es necesario para la región es una fórmula que existe en varios países y que yo he vivido en primera persona en Suecia. Incentivos fiscales para el mecenazgo, así como el fomento de transferencia de tecnología por parte de sectores públicos. También un transporte público eficiente y de energía limpia, pequeñas infraestructuras que lleven a la bicicleta a ser el primer medio de transporte para ir al trabajo... Estas son medidas todas ellas factibles, y si ahora nos cayesen aquellos fondos mineros me gustaría pensar que por ahí iban a ir los tiros".

Al Gobierno regional, Gutiérrez de Terán le daría "el mismo mensaje que desde la Red de Asociaciones de Investigadores en el Exterior le hemos transmitido al Gobierno central en el informe ‘ATRAE’, cuyo objetivo es llevar la investigación y el desarrollo a ser un motor económico. En un país como Suecia, de 10 millones de habitantes, la economía está fuertemente anclada a empresas tecnológicas: ¿y cómo han llegado hasta ahí? Han aprovechado un buen momento económico de entreguerras para hacer inversión y un apoyo a largo plazo a la investigación básica, luego viene la aplicada y la transferencia, y al poco tienes empresas que juegan en primera liga mundial. Si nos lo creemos y empezamos a actuar en consecuencia, el resultado nos sorprenderá a nosotros mismos".

Compartir el artículo

stats