Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La última Semana Negra sumó 221.000 visitas a la web y batió el récord de venta de libros

"Fue un éxito total, se superaron con creces todas las previsiones", destaca su director, Ángel de la Calle, al presentar un estudio de audiencia

El director de la Semana Negra, Ángel de la Calle, ayer. | Ángel González

"Éxito total". Así califica Ángel de la Calle, director de la Semana Negra, la última edición del certamen. Lo hizo ayer después de dar cuenta, con números y sensaciones, de la primera edición que se celebraba tras la pandemia, ya sin ninguna restricción, en la presentación de los datos de un auditoría externa encargada a Kantar Media, que contabilizó los impactos del certamen en todos los soportes, en los medios de comunicación tradicionales y digitales, durante los diez días que se celebró la Semana Negra.

Según el resultado de la auditoría, la edición alcanzó una audiencia potencial de 215 millones de personas, con una estimación de impacto económico publicitario de 3,9 millones de euros. "Además, sobre los contenidos digitales, que permanecen en ‘streaming’, se han visualizado más de 9.200 horas, con algunos puntos altísimos, y con muchos vistazos en México, Colombia y Estados Unidos. En los datos de web, de visitas a página, hemos tenido más de 221.000. Y el perfil de edad que nos sigue se sitúa entre los 35 y los 45 años".

Unos números que, para el director del certamen, "superaron con creces todas las previsiones", lo que provoca una valoración muy positiva: "Fue un éxito total, y se vendieron más libros que nunca, hubo récord de ventas, según nos transmitieron los libreros, y eso nos hizo cumplir también nuestro objetivo de la promoción de la lectura, que es algo fundamental para nosotros", destacó el director del certamen.

Más datos. Ángel de la Calle resaltó la buena acogida que tuvo la exposición instalada en el Museo Barjola en el marco de la Semana Negra. "Hubo entre 900 y 1.000 visitantes cada día a esa muestra, lo que supone más de 10.000 durante todo el certamen", indicó en relación a la exposición sobre el cómic, en la que se recogían obras originales sobre la evolución del género de las últimas dos décadas.

Respecto a la asistencia total presencial, Ángel de la Calle indicó que "lo único que podemos decir es que nunca hubo más de 18.000 personas a la vez, que era el aforo máximo". Eso sí, transmitió que fue una de las ediciones que más satisfecho le dejó: "Da la sensación de que hubo más gente que nunca, se notaba que había ganas de acudir, de reencontrarse, de disfrutar de la literatura". Y añade también que "los datos de carpa son brutales, para la asistencia a los diferentes actos, estuvieron casi todos llenos".

La Semana Negra regresó este año a los terrenos de los antiguos astilleros de Naval Gijón. Un espacio en el que Ángel de la Calle todavía no dice si le gustaría repetir, aunque sí adelante que "la experiencia fue muy buena, pero necesitamos adecuar el terreno a la idea que tengamos, porque la Semana Negra intentará inventar, renovar, cambiar y traer alguna sorpresa".

Compartir el artículo

stats