Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un sencillo aparato para uso personal diseñado en Asturias detecta dolencias cardiacas

La herramienta, que será presentada hoy, consta de una simple banda pectoral, con la que la pyme Human Analytics pretende reducir muertes

Ignacio Zabala y Javier Gómez, de Human Analytics. En el círculo, un ejemplo de cinta pectoral. Á. G.

Avance sin precedentes en medicina cardiovascular con sello asturiano. La startup gijonesa Human Analytics presentará hoy una tecnología pionera que permitirá a cualquier persona desde su casa detectar si su corazón está sano o si, por el contrario, necesita ver de forma urgente al cardiólogo. ¿Cómo? Con una simple banda pectoral. La herramienta, la primera de estas características desarrollada en el mundo, está testada y los resultados son prometedores. La empresa que dirige Ignacio Zabala lleva más de tres años trabajando en este proyecto que supone un "gran paso" en prevención. Sus responsables aspiran a que esta tecnología permita reducir la mortalidad asociada a enfermedades cardiovasculares, que siguen siendo la principal causa de defunción en el mundo y también en España.

Este tipo de patologías son responsables del 24,3% de las muertes en nuestro país. De hecho, las enfermedades cardiovasculares matan casi 70 veces más que los accidentes de tráfico. De ahí la importancia de este desarrollo asturiano, que avisa de que algo va mal en el corazón. El equipo de Human Analytics presentará este avance hoy a las 12 horas en su sede del Parque Científico Tecnológico de Gijón coincidiendo con el Día Mundial del Corazón. Además del director general de la startup, Ignacio Zabala, en el acto estarán el consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez; el concejal de Promoción Económica, Empleo, Turismo y Comercio Local del Ayuntamiento de Gijón, Santos Tejón; el cardiólogo del Hospital de Cabueñes José Miguel Vegas, y el director de I+D+i de Human Analytics, Manuel Villacorta.

La idea es que cualquier persona –no solo aquellas que hayan sufrido un infarto o tengan mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares– pueda utilizar el nuevo dispositivo a modo de prevención. La banda en cuestión no difiere físicamente mucho de los pulsómetros que ya hay en el mercado. El secreto está en su tecnología, basada en el big data y la inteligencia artificial. La herramienta podrá estar, además, conectada a los teléfonos móviles de los usuarios. El objetivo es que este dispositivo mande una alerta cuando detecte la más mínima alteración en el corazón. Hasta ahora, esto no se podía hacer desde casa, sino que la única forma de saberlo era a través de una exploración cardiaca en el hospital. La banda pectoral no es de diagnóstico, sino de prevención. La herramienta está testada y ahora empezará la fase de desarrollo e implantación.

Startup innovadora

La empresa Human Analytics fue fundada en 2017 y cuenta con el sello de pyme innovadora. Es más, se encuentra dentro del elenco de las 50 startups más innovadoras de España, siendo la única asturiana. Tiene su sede en la Milla del Conocimiento en Gijón e investiga y desarrolla soluciones avanzadas para el control y la monitorización del rendimiento y la salud de deportistas y cualquier otro que practique actividad física, así como modelos predictivos en el ámbito del deporte y de la salud. Su tecnología está basada en el uso de herramientas de análisis matemático, apoyadas en el big data y la inteligencia artificial. Uno de sus últimos avances ha sido un proyecto piloto para estudiar la efectividad de realizar fuera del entorno hospitalario la rehabilitación de pacientes que se están recuperando de un infarto. La iniciativa monitoriza a cinco pacientes con un reloj inteligente y una cinta pectoral que registra en tiempo real todas sus constantes básicas.

Compartir el artículo

stats