Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Noche de los Investigadores movió multitudes en la Universidad de Oviedo: "Es un éxito"

La iniciativa, en la que participaron más de 200 científicos, reunió a familias enteras con actividades para todos los gustos: desde un viaje el tiempo hasta extraer ADN de un plátano

14

La Noche Europea de los Investigadores, en imágenes

La Noche Europea de la los Investigadores, una convocatoria que en la Universidad de Oviedo ya cuenta su 13.º edición, va a más cada año. La de ayer fue la más concurrida de las que recordaban los investigadores y profesores más veteranos entre todos los que generosamente cedieron unas horas de su tiempo privado para acercar la ciencia de una manera relajada e incluso divertida a los ciudadanos. Ayer, en el patio del Edificio Histórico, se vieron sobre todo niños y, entre ellos, también muchos adultos interesados.

En el evento, más vespertino que nocturno porque se dio por acabado a las 22.00 horas, participaron más de 200 científicos de diversas áreas de conocimiento. Había expertos en ADN, como María Guerra y sus compañeros de doctorado del departamento de Bioquímica y Biología Molecular, enseñando a los chavales cómo extraerlo de un plátano, por ejemplo. Unos metros más allá, Javier Fernández, profesor ayudante de Microbiología, con un grupo de colegas, mostraba cómo obtener ADN de la propia saliva usando agua, sal, detergente y alcohol. En la gran feria de la ciencia de la Universidad tuvieron su espacio las Humanidades. Los investigadores del grupo "Doculab" instalaron un "laboratorio del tiempo", invitando al público a adentrarse en la Edad Media y conocer las costumbres de la época. En el Aula Magna, un equipo multidisciplinar, formado por profesoras de los departamentos de Historia del Arte y Musicología, Psicología y Ciencias de la Educación dirigía el taller de música y psicomotricidad "Ópera para peques". A la pequeña Sofía Olay y a su mamá, Ana Belén Suárez, que se asomaron al telescopio plantado en medio del patio, lo que más les sorprendió, sin embargo, fueron "unas moléculas con gominolas".

El Rector, Ignacio Villaverde, se anotó la masiva asistencia de público como "un éxito de la Universidad y de sus investigadores" y el Consejero de Ciencia, Borja Sánchez, que lo acompañó, destacó la importancia de divulgar, con eventos como el de ayer, en "el impacto que la ciencia tiene en la sociedad".

Compartir el artículo

stats