Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LEY DE MEMORIA DEMOCRÁTICA

Alicante tiene centenares de símbolos franquistas sin registrar en sus calles

Las placas de las viviendas de protección oficial o la tumba de Primo de Rivera en la que no hay nadie enterrado junto a las exhumaciones indignan a los familiares de las víctimas, que piden su retirada

Yugos y flechas franquistas en Alicante. HÉCTOR FUENTES

Centenares de símbolos de la dictadura están presentes aún en la ciudad de Alicante, pese a que solo hay uno oficialmente registrado: la vidriera con el escudo del águila de San Juan en el Banco de España. No hay ni rastro en el catálogo de vestigios relativos a la Guerra Civil y la dictadura de ningún otro símbolo en la ciudad. De hecho, la comunicación oficial que tiene este departamento de la Generalitat Valenciana es que el Ayuntamiento de Alicante indica que no hay otro vestigio.

La realidad, sin embargo, es diferente. Centenares de placas con el yugo y las flechas del escudo falangista permanecen aún sobre los portales de las viviendas de protección oficial (VPO) concedidas durante el gobierno franquista, además de otros elementos como una placa en la que se recuerda la visita de Francisco Franco en el Monasterio de la Santa Faz o la ostentosa tumba de José Antonio Primo de Rivera en el Cementerio Municipal de Alicante, pintada con la bandera roja y negra de La Falange y junto a una losa con el escudo.

La placa en la que se recuerda a Franco en el Monasterio de la Santa Faz. ÁLEX DOMÍNGUEZ

La Comisión Civil de Memoria Histórica considera que lo único que hay que hacer a este respecto es cumplir la ley: "Hace pocos días se publicó el nuevo texto y dice que esos símbolos que hacen referencia al franquismo son contrarios a la memoria democrática", indica Vicente Carrasco.

Águila en el Banco de España

La actuación marcada para el águila de San Juan del Banco de España es la de "retirada", según se indica en el propio Catálogo de Vestigios del Consell. Sin embargo, ni el gobierno popular de Rajoy se decidió a retirar la vidriera ni, por el momento, tampoco lo ha hecho el socialista de Pedro Sánchez, pese a la aprobación de la ley de Memoria Histórica.

El águila con la inscripción "Una, grande y libre" en el Banco de España de Alicante. PILAR CORTÉS

"El águila de San Juan del Banco de España tiene una banderola en el cuello en el que se lee 'Una, grande y libre', por lo que es una exaltación del franquismo, no tiene que ver con los Reyes Católicos. La contestación del Banco de España en su día fue que tiene valores artísticos que justifican su permanencia, pero desde nuestro puto de vista tiene más que ver con la exaltación de la dictadura", señala Carrasco, de la Comisión Civil de Memoria Histórica.

Mantener por valor artístico

Otros símbolos, como el escudo del gobierno franquista de la fachada de la delegación de Hacienda, fueron tapados y además se sustituyeron los nombres de vías y barrios del callejero, como el antiguo barrio de José Antonio, hoy barrio Miguel Hernández. Carrasco considera que, si se quieren mantener los símbolos por su valor artístico, se deben explicar razonadamente los motivos e indicar a la memoria de quién se construyeron y quién los financió.

En algunos casos, los símbolos franquistas se han mantenido por el valor patrimonial del elemento en el que están, pero habitualmente sustituyendo las inscripciones. Son muchos los municipios que deciden extirpar los símbolos y reconvertir el monumento para preservarlo por su valor artístico, ya que es una opción que viene recogida en la Ley de Memoria Histórica. En Alicante, el ejemplo más llamativo de este caso es la cruz a los caídos de la avenida Doctor Gadea, que fue "democratizada" por el primer alcalde después de la dictadura, el socialista José Luis Lassaletta, al cambiar la inscripción por "a todos los hombres y mujeres que murieron en defensa de sus ideales" en 1987.

Símbolos no registrados

Lo llamativo del catálogo es Alicante no tenga registrado ningún otro elemento. Las placas sobre las viviendas VPO se cuentan por decenas, y en diversas ciudades retiraron o sustituyeron estas placas, como en el caso de Sevilla, Barcelona o la valenciana Paterna: "Todos estos elementos los debemos de hacer desaparecer. Yo no tengo por qué tener una placa en mi edificio con el yugo y las flechas", apunta Carrasco.

Primo El homenaje a José Antonio Primo de Rivera en el Cementerio de Alicante. HÉCTOR FUENTES

Respecto a la tumba de José Antonio Primo de Rivera, Carrasco explica que no es una tumba, sino una huella, porque los restos no están ahí: "En una parcela en la que yacen cerca de 700 fusilados, que esté allí es difícilmente catalogable".

Los familiares de los represaliados durante la dictadura piden que se retiren estos símbolos. La Asociación de Familiares de Represaliados por el Franquismo del Cementerio de Alicante considera que "no es agradable" que existan estos símbolos aún en la ciudad. En este sentido, la Comisión Civil de Memoria Histórica apunta que lo que se pretende es "la convivencia y el entendimiento", y añade que en este caso se habla de la "legalidad" además de sobre la "legitimidad".

Compartir el artículo

stats