Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco Bastida debuta en la novela con un "thriller" trepidante

El profesor emérito de Constitucional inició "La maleta del contrabajo" en la pandemia con dos años "intensos" de trabajo

Francisco Bastida. Irma Collín

"Le tenía cariño a esa caja, a esa maleta gastada por tantos años de transportar el contrabajo". Así arranca Francisco J. Bastida Freijedo su primera novela, "La maleta del contrabajo" (Círculo Rojo editorial), un "thriller" protagonizado por un Mosso d’Esquadra que ve cómo un delito menor provoca a otros de mayor entidad. Bastida, profesor emérito de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo y colaborador de LA NUEVA ESPAÑA, explica a este diario que "la novela la concebí desde un principio como un thriller y con la intención de que fuese muy cinematográfica, para que en un futuro pudiese servir como base para una película o serie de televisión. De ahí que la técnica narrativa utilizada sea el diálogo entre los personajes y que cada capítulo tenga una extensión muy similar. Como en muchas novelas negras, el jazz está presente como banda sonora de la vida de varios personajes y, siendo su autor un jurista, no podían faltar en la trama derechos vulnerados y enredos judiciales".

Bastida (A Estrada, Pontevedra. 1951), empezó a escribirla "en diciembre de 2020, en plena pandemia y a punto de jubilarme. La concluí en diciembre de 2022. Fueron dos años intensos, aunque no dedicados a tiempo completo a esta labor. Nunca pensé que acabase siendo una novela de más de cuatrocientas páginas, pero pronto comprendí que no solo era yo el que conducía la obra, sino que también la propia historia me obligaba a transitar por vías insospechadas. Lo primero que recomiendan los manuales de escritura literaria es hacer un esquema o plano de la estructura de la novela, pero yo, insensato, me dejé guiar por la imaginación, que me llevaba a cerrar unas puertas y a abrir otras hasta conseguir redondear la trama".

Asume que "parece un tanto extraño que un profesor de Derecho se decida a escribir una novela, sobre todo cuando a lo largo de su vida no ha compatibilizado su actividad académica con esta otra faceta literaria. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la escritura no es algo que sea ajeno a un jurista y, además, desde que llegué en el año 1978 a Oviedo he frecuentado mis apariciones en LA NUEVA ESPAÑA con artículos sobre la actualidad política, lo que me ha permitido practicar una labor de síntesis y de divulgación que me ha ayudado a emprender este nuevo camino. A ello se añade que, desde hace tiempo, me gusta escribir micro relatos y lo que Nicanor Parra denominaba ‘artefactos’, frases lapidarias, reflexiones mínimas, pero las mantengo inéditas".

Compartir el artículo

stats