Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fundación Vinjoy inicia un plan de apoyo a discapacitados que sufren abuso sexual

"Es una situación por la que han pasado el 40% de las mujeres y el 25% de los hombres de este colectivo", destaca Adolfo Rivas, quien pide apoyo al Principado

Adolfo Rivas, en el centro, se dirige a uno de los usuarios del centro de normalización a través del arte (CenArte) de la Fundación Vinjoy, durante la visita de un grupo de miembros de la asociación Compromiso Asturias XXI. | Irma Collín

La Fundación Vinjoy cumple este año un siglo de actividad y quiere hacerlo innovando. La entidad de intervención socioeducativa ovetense proyecta la puesta en marcha de la Agencia de Soberanía Individual, una herramienta que quiere dar apoyo, acompañamiento, dignidad y una nueva vida a las víctimas de abuso sexual de colectivos particularmente vulnerables, especialmente mujeres y hombres con discapacidad intelectual y niños menores de diez años.

"Es una situación por la que han pasado el 40 por ciento de las mujeres y el 25 por ciento de los hombres con discapacidad. A veces parece que, justamente por ser discapacitados, es un problema que no existe", señaló Adolfo Rivas, director-gerente de la Fundación Vinjoy, como justificación de la idea.

Durante una jornada de puertas abiertas celebrada en la mañana de ayer, Rivas expuso la idea ante dos miembros del Gobierno regional: el vicepresidente, Juan Cofiño, y la consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, quienes se mostraron receptivos ante el proyecto y se comprometieron a estudiar mecanismos de apoyo al mismo. "Asturias tiene que liderar esta iniciativa; hablamos de un gasto pequeño", afirmó Rivas.

El mural de César Frey con los asturianos más destacados, de la fachada de LA NUEVA ESPAÑA al polideportivo de la entidad ovetense

El mural de César Frey con los asturianos más destacados, de la fachada de LA NUEVA ESPAÑA al polideportivo de la entidad ovetense VÍDEO: Amor Domínguez/ FOTO: Irma Collín

"La Fundación Vinjoy cumple cien años, pero es muy joven", aseveró su director, quien mostró a un grupo de miembros de la asociación Compromiso Asturias XXI las instalaciones de la entidad, al tiempo que les expuso los elementos más nucleares de las actividades con la ayuda de responsables y trabajadores de los diversos departamentos de la entidad. El mes pasado, Adolfo Rivas fue investido socio de honor de Compromiso Asturias XXI en reconocimiento a su larga trayectoria de "compromiso social" en la región. Los cien años de existencia de la Fundación Vinjoy se cumplen este próximo mes de marzo, pero la entidad lleva organizando actos conmemorativos desde el año pasado. "Proponemos una forma distinta de construir sociedad", destacó Rivas.

Por parte del Gobierno autonómico, el vicepresidente Juan Cofiño hizo hincapié en que la Fundación Vinjoy "es una entidad de una enorme proyección social". Entre tanto, Melania Álvarez, consejera de Derechos Sociales y Bienestar, puso de relieve que la entidad "ha atendido a miles de personas a lo largo del último siglo, y sigue siendo una fundación innovadora que se va adaptando a los tiempos". Según la titular de Derechos Sociales, "compartimos objetivos con la Fundación Vinjoy y nos sentimos orgullosos del trabajo que desarrolla".

«Queremos evitar la revictimización de las personas que sufren abusos», señala Laura Atienza

decoration

Las ideas vertebradoras de la futura Agencia de Soberanía Individual fueron expuestas por la persona que la dirigirá, Laura Atienza: "Los objetivos son prevenir las situaciones de abuso sexual, identificar las que se producen y proteger a las víctimas", indicó la coordinadora de la Fundación Vinjoy, quien añadió: "Queremos evitar la revictimización de estas personas y darles empoderamiento".

Los locales en los que se ubicará la citada agencia están en fase de construcción, anexos al polideportivo de Vinjoy. El proyecto incluye, quizá más a largo plazo, equipamientos residenciales para las personas con discapacidad que son víctimas de abusos. "Nadie es dueño de la vida ni del cuerpo de otro", subrayó Adolfo Rivas, en referencia a un proyecto que aspira a convertirse en "referencia para todo el norte de España".

Este nuevo brazo de intervención de la Fundación Vinjoy se añadirá a los que ya están activos. Uno de ellos es el Centro de normalización a través del arte (CenArte). "Buscamos el crecimiento de las personas con discapacidad mental a través del arte", explica el director-gerente. La actividad de los artistas tiene como colofón una exposición anual. Entre tanto, el departamento de empleo trabaja en la inserción sociolaboral: "Atendemos desde aquí a unas 700 personas de difícil inserción social y conseguimos una elevada estabilidad en los contratos. El éxito se fundamenta en el acompañamiento continuado". La "joya de la corona" de Vinjoy lo constituye la unidad de atención a la sordera: "El mejor lugar de Europa para nacer sordo y tener todas las posibilidades es Asturias", proclama Adolfo Rivas.

Una organización que acompaña y da apoyo a unas 1.800 personas


La plantilla de la Fundación Vinjoy está integrada por 78 trabajadores. La entidad, cuya sede central está emplazada en la falda del monte Naranco (Oviedo), acompaña en procesos de intervención a alrededor de 1.800 personas en sus tres líneas de actividad: área de sordera y comunicación; acción socioeducativa con personas con discapacidad intelectual, psicosocial o problemática de salud mental; y adolescentes y jovenes en riesgo de conflicto social. Los antecedentes históricos de la organización se remontan a 1876, cuando el sacerdote Domingo Fernández Vinjoy (Castropol, 1828) comienza a trabajar con huérfanos desvalidos. La iniciativa se institucionaliza en 1906, con un nuevo edificio en la carretera del Cristo de las Cadenas. En 1923 culmina esa primera época con la consolidación de la Fundación Vinjoy como institución benéfica "con el objetivo de acoger niños huérfanos".

Compartir el artículo

stats