DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¡Qué graci(oso)!

Esta es una de esas películas que se pueden recomendar sin tapujos a los pequeños tranquilizando a los grandes: se lo van a pasar ídem también. Ya la primera entrega era una delicia, pero esta secuela la supera en todo. Su encanto es indudable, se mantiene alejada de la ñoñería y la moralina no entra en sus planos. El oso protagonista es un prodigio no solo de técnica, también de simpatía y calidez. La gracia de las situaciones más destrozonas, unos personajes bien conjuntados y ese toque tan británico de elegancia en escenarios y ambientes hace de Paddington 2 una de las propuestas de cine infantil más valiosas del año. Y sin romperse mucho la cabeza para buscar un argumento válido: algo tan simple como que el oso quiere comprar un regalo de cumpleaños para la tía Lucy. Y todo se tuerce. En un Londres irresistible donde lo añejo se mezcla con lo moderno en una especie de territorio fantástico, real de puro irreal. A Chaplin le hubiera encantado tanto como a nosotros.

No se la pierdan: Paddington les hará felices.

Compartir el artículo

stats