DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Rico

En canal

Antonio Rico

Presentaré una queja formal (II)

Les contaba ayer que iba a presentar una queja al Defensor de la Audiencia de RTVE por las disculpas que la televisión pública ofreció en el espacio "RTVE responde" a un espectador que se declaró ofendido por el anuncio de los "Goya", en donde se parodiaba la famosa escena del orgasmo de Meg Ryan en "Cuando Harry encontró a Sally", desproviéndola de toda referencia sexual. La queja del espectador sólo puede ser comprendida desde una obcecación puritana, y RTVE no debe complacerla con sus disculpas, ya que ante la declaración de una sensibilidad ofendida un servicio público debe ante todo valorar la adecuación de tal sentimiento de ofensa.

Envié la queja a las diez de la mañana y recibí respuesta a las once. En ella se tergiversan mis palabras: a mí no me molesta que un espectador se sienta ofendido, no me opongo a que esas opiniones se escuchen en una televisión pública, ni creo que RTVE le esté dando la razón. No me mostré dolido ni molesto, sino en desacuerdo con el proceder de RTVE, que actuó como una empresa privada que no quiere perder un cliente. El Defensor miente: asegura que se limitaron a explicar por qué lo hicieron y a negar la voluntad de ofender, cuando en realidad explicaron por qué lo hicieron, negaron la voluntad de ofender y pidieron disculpas. ¿Habrían dicho lo mismo si el espectador se hubiera ofendido por la presencia de un gay en RTVE?

Finalmente, tras aclarar que ellos en "RTVE responde" sólo se hacen eco de la queja de un telespectador, al margen de que esa queja tenga fundamento o no, se me deja claro que no se van a hacer eco de mi queja en "RTVE responde", ya que carece de fundamento. Parece claro que mi error fue argumentar. Algo me dice que si, en vez de razonar, hubiera dicho que me sentía muy dolido, que habían ofendido gravemente mi delicada sensibilidad, si hubiera eructado o llorado, el Defensor de la Audiencia de RTVE hubiera corrido a aclarar que no fue su intención hacerme daño y me hubiera pedido disculpas si así lo hizo.

www.antoniorico.es

Compartir el artículo

stats