23 de agosto de 2015
23.08.2015
 
Fútbol | Primera División

Halilovic y el Madrid llenan Mareo

Medio millar de aficionados siguen el último entrenamiento rojiblanco en la escuela de fútbol

23.08.2015 | 01:28
Aficionados siguen el entrenamiento del Sporting en Mareo. j. j.

Las cunetas plagadas de coches en las inmediaciones de la escuela de fútbol ya ponían sobre aviso. El de ayer no era un entrenamiento cualquiera. El primero de Alen Halilovic como rojiblanco. El último antes de recibir al Real Madrid. Más de medio millar de seguidores se reunieron en la escuela de fútbol de Mareo. Dos pancartas presidían la lesión de trabajo. "Ellos tienen más millones y nosotros más cojones", reza la que lleva varios días. Sobre ella brota un nuevo mensaje: "Ya no es un sueño. Es una realidad, Gijón vamos a ganar. A por ellos". Es un público entregado. No se admiten los tibios.

A la espera de la llegada del Madrid, que se producirá alrededor de las once y media de esta mañana, la gran atracción son las filigranas del menudo Alen Halilovic, que logra arrancar varias ovaciones de un público entregado. Si había alguna duda sobre su llegada, quedaron despejadas. La posibilidad de que fuera incluido por Abelardo en la primera convocatoria, ganaba adeptos en cada intervención del croata que, sin embargo, no logró convencer al Pitu.

El sportinguismo lanzó a sus futbolistas el mensaje de que sigue a su lado, ahora que se avecinan batallas en desventaja. Los futbolistas recibieron el cariño de los suyos y agradecieron el apoyo. El sportinguismo ha respondido también en las taquillas, agotando el papel para arropar a su equipo. Se prepara también un recibimiento a la altura de las grandes ocasiones. En el fondo sur, el grupo Ultra Boys prepara un tifo con el que espolear a sus futbolistas. Tras la sesión, Abelardo facilitó una lista de convocados sin sorpresas. El Sporting se concentrará este mediodía en Mareo, donde velará armas hasta la hora del partido.

Será el debut en Primera División para buena parte de los futbolistas rojiblancos. Otros muchos tienen una experiencia testimonial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook