21 de enero de 2017
21.01.2017
Fútbol Primera División

Rubi eleva la moral del Sporting

"El nivel de la plantilla no se corresponde con la clasificación; están más animados en salir de esta situación de lo que parece", dice el catalán - "Tengo un 90 por ciento del equipo pensado, no habrá muchos cambios; quiero seguridad defensiva", dice ante la visita al Betis

21.01.2017 | 00:24

"El equipo está dolido por la gente que se ha ido, pero por otra parte animados para sacar esto adelante. Mucho más de lo que puede parecer". Rubi destaca la motivación con la que los jugadores del Sporting han afrontado sus nuevos métodos y advierte que se ha encontrado a un equipo mejor de lo que dicen los números. "No creo que el nivel de la plantilla corresponda a la clasificación. He confirmado que el grupo humano es muy bueno, pero la dedicación, el interés y las ganas que estoy viendo deben tener una continuidad. No me sirve que sea porque acabo de llegar", subraya el nuevo técnico rojiblanco, que espera estrenarse mañana, en el Benito Villamarín, con victoria. "Tengo un 90 por ciento del equipo pensado. Si la pregunta es si habrá muchos cambios, la respuesta es no", sentencia.

"Un buen resultado pronto sería fantástico. Lo multiplicaría todo por cuatro", advierte Rubi. No esconde que hubiera preferido debutar en el banquillo del Sporting como local. Es más fácil ganar en casa, en teoría, que fuera. Y como loo que quiero es ganar, me hubiera gustado empezar en El Molinón", comenta el catalán antes de afrontar dos salidas seguidas. A la de Sevilla le seguirá Bilbao. "El Betis es un equipo que tiene jugadores determinantes, bien trabajado a nivel táctico y muy bien preparado a nivel de balón parado", destaca del rival de mañana.

Rubi no quiere mostrar sus cartas sobre sus planes para medirse a los verdiblancos. "No nos tenemos que obsesionar con el dibujo táctico inicial. Cuando atacas o defiendes, ese dibujo se desmonta", apunta antes de hacer énfasis en un apartado. "Quiero que el equipo gane en seguridad defensiva. Somos gente que intentamos que haya creatividad y que el jugador se exprese, pero el ataque, ahora, me preocupa menos", detalla. El barcelonés reconoce que cuenta con más jugadores para "jugar por dentro" y que las acciones de estrategia "es un parte fundamental", pero puntualiza que "no quiero volver locos a los jugadores en estos primeros días".

El nuevo técnico del Sporting habla con cautela de la llegada de refuerzos. "¿Fichajes? Estoy centrado en el partido del Betis. Con Nico hay marcadas unas líneas maestras, y cuando hay algo que se pueda acercar, me informará. Necesito un poquito de tiempo para sacar mis conclusiones y ver a qué dar prioridad. Jugamos un poco con esa variable", desliza Rubi. En principio, esto afecta a la incorporación de un jugador que complemente el fichaje de Tioté, que en el club se valora como una operación a cerrar en cuanto sea posible. El catalán sí fue más concreto con la situación de Rachid, para quien podría estudiarse una cesión. "Necesito estar más con él, sobre todo a nivel de entrenamiento. Está en una edad para acumular minutos", comenta a la espera de evaluar cuál será el rol del argelino.

Rubi reconoce que, para la posición de pivote, piensa en reubicar a Carmona. "Quiero hacer pruebas y sacar conclusiones", explica. "Estamos encantados, parece que está sentando bien cómo estamos trabajando", añade en referencia a la satisfacción de todo el cuerpo técnico con el grupo. Por último, Rubi se siente halagado por la expectación que ha generado su llegada al Sporting. "Sabía que venía a un gran club. La afición lo vive mucho, es un sitio diferente. Aquí la gente no es del Barça o del Madrid, primero es del Sporting", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook