03 de marzo de 2017
03.03.2017

Rubi: "Es el momento de dar un puñetazo sobre la mesa"

"No quiero pensar en nada que no sea la victoria ante el Deportivo", dice el entrenador del Sporting ante el partido del domingo en un Molinón que va camino del lleno

03.03.2017 | 13:50
Rubi, en el entrenamiento de esta mañana en Mareo.

El Sporting sólo piensa en el vital encuentro del domingo ante el Deportivo de La Coruña. Rubi, que contará con toda la plantilla disponible, no quiere pensar en un escenario diferente al del triunfo. Tres puntos que permitirían igualar en la tabla a los gallegos (20 puntos), que marcan en estos momentos la zona de salvación. No estará solo el conjunto rojiblanco, ya que El Molinón va camino del lleno. El club ha informado de que se han agotado las localidades para las tribunas norte, sur y este. 

Rubi quiere pasar página cuanto antes de la derrota ante el Barcelona. "Hemos analizado los errores y es un partido del que hay que olvidarse pronto y centrarse ya en el Dépor. Estamos animados, afrontamos un choque duro, de mucha trascendencia, pero con la confianza de que podemos seguir en la línea de los partidos que hemos jugado en casa", subraya. El entrenador del Sporting evita calificar de vital el encuentro ante el conjunto gallego, aunque reconoce que "es muy importante. Es evidente que, de perder, nos alejaríamos un poquito de la salvación, pero es también una oportunidad para dar un puñetazo sobre la mesa y empezar a sacar la cabeza". 

El técnico rojiblanco estuvo atento al debut de Pepe Mel como entrenador del Deportivo de La Coruña, que se saldó con empate ante el Atlético de Madrid. "El Dépor ha hecho muy buenos partidos durante el año en el que no tuvo fortuna de cara a gol. Ante el Atlético realizaron un trabajo importante, y tuvieron ese pelín de suerte de marcar en la primera situación", apunta Rubi. No se muestra preocupado por la posibilidad de que el cuadro deportivista llegue más reforzado por este resultado y por la motivación que siempre acompaña un relevo en el banquillo. "Lo que más me preocupa es mi equipo, que esté a buen nivel y juegue como ya ha demostrado en algún momento. Si conseguimos eso,  nos tiene que ir bien", destaca. 

"Es un momento de generar positividad, y no excesiva negatividad", afirma Rubi, que quiere repasar las cosas buenas hechas en el Camp Nou junto a sus jugadores, para que el grupo mantenga la confianza. A esto se añade el hecho de que El Molinón va camino del lleno, y la afición ha comenzado a movilizarse para respaldar al equipo este domingo. "El ambiente que se ha generado en los partidos de casa ha sido muy bonito, aunque el punto de nueve que hemos conseguido creo que todos estamos de acuerdo en que no ha sido justo. Si conseguimos mantener ese ambiente, algún día tiene que ir bien", explica. 

Rubi reconoce sentirse preocupado por la falta de puntería y también las concesiones defensivas que se vieron, especialmente, en la visita al Barcelona.  "Me preocupa que, en el momento de matar un partido, estemos acertados. Hubo situaciones en las que el portero rival estuvo bien, o que el balón ha ido al palo. Creo que estamos cerca de que un día podamos marcar tres goles, porque los atacantes están ejecutando bien las cosas", sentencia. Un detalle que le lleva a recordar lo que más le obsesiona es "ganar, me da igual si es por un gol o dos. Si además se diera que pudiéramos ganar también el gol-average particular, sería un golpe importante". El Sporting cayó en Riazor por 2-1. "Con un triunfo estaremos muy metidos en la pelea y con un un subidón importante", añade.

Entre los jugadores a tener en cuenta en el Deportivo, Rubi destaca a Andone. "Es un delantero muy constante, de los que da por saco a los defensas, sin descartar que pueda jugar Joselu, que es un atacante de un buen nivel", señala. Asegura el barcelonés que su nivel de optimismo "sigue siendo igual que cuando llegué. Si no hubiéramos mejorado nuestro nivel de juego esataría terriblemente preocupado, y ahora lo que preocupa es que haya continuidad en ese aspecto, algo que no es fácil. Hay que comprometerse con el balón desde atrás, sacarlo jugado, tener la mentalidad de querer atacar todo el rato. Eso no es sencillo con la presión de la clasificación y de los resultados, que cada vez es mayor, porque quedan menos partidos. Si haces eso tienes más posibilidades de hacer gol, y eso significa que terminarás haciendo más goles".

Castro viene de marcar ante el Barcelona, alimentando la pelea por una punta de ataque en la que Cop, máximo artillero del equipo con siete tantos, se ha quedado en segundo plano desde la llegada de Traoré. El entrenador del Sporting explica que "si tomas en cuenta los minutos jugados y los goles la diferencia no es tanta. Estoy encantado con mis tres delanteros. Son de un nivel muy similar, con características diferentes. En el caso de Traoré, con jugadores que llegan nuevos, coger su mejor estado de forma implica un sacrificio de minutos. Cogerá, poco a poco, su nivel. Lo importante es generar ocasiones, luego habrá que mejorar la eficacia". 

Rubi ve al equipo preparado para superar la presión que rodea al encuentro ante el Dépor. "Tenemos una afición que nos va a empujar y eso nos tiene que ayudar a superar los malos momentos. Hay que estar preparado para todo, incluso para comenzar con el marcador en contra, aunque mi mentalidad no es esa. Si nos ponemos nerviosos lo haremos peor, así que no hay que venirse abajo, hay que creer en que se puede. Un partido te cambia en un minuto, para bien o para mal", subraya. En este sentido vuelve a apoyarse en la reacción del sportinguismo, que ha colocado en la ciudad pancartas de apoyo al equipo a pesar de que los rojiblancos vienen de caer goleados. "La afición ha sido comprensiva con nosotros y eso nos obliga a más, nos obliga a no fallarles", señala antes de desdramatizar un mal resultado. "Todo lo que no sea ganar no significa que nos podamos alejar mucho de la permanencia. Queda mucha Liga y muchos puntos. En todo caso, no quiero pensar en que no vamos a lograr el triunfo. Quiero ser optimista. Todo lo que sea estar a un partido o dos de la salvación, significa que sigues dentro", asegura. 

 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook