24 de julio de 2017
24.07.2017

Hambre

24.07.2017 | 01:56

A pesar de las buenas sensaciones que dejó el Sporting ante la escuadra de Juan Carlos Unzué, Paco Herrera acudió a la rueda de prensa de A Malata con un rostro bien distinto del mostrado en la comparecencia del Helmántico. Mientras que en Salamanca al catalán se le veía sonriente, en Ferrol estuvo mucho más serio y comedido. La razón la explicó en su primera respuesta: "Queda mucho que mejorar". Para el entrenador del equipo asturiano la aceptable imagen que dejó su combinado ante un semifinalista de la Liga Europa no fue suficiente. Y aunque dejó claro que hay situaciones, actitudes y jugadas que sí que le van convenciendo, con otras no tiene visos de conformarse. Lo cual indica la ambición del proyecto, que ya desde el primer momento se ha marcado el objetivo de regresar a Primera División, tras el descenso del año pasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas