06 de diciembre de 2017
06.12.2017

Rachid, con molestias, deja a Herrera sin mediocentros

El técnico está pendiente de la evolución del francés de cara al partido ante el Barcelona B El Sporting pierde a Bergantiños dos semanas

06.12.2017 | 01:02
Rachid, con molestias, deja a Herrera sin mediocentros
Rachid le señala a Paco Herrera la zona en la que siente molestias, en presencia de Santos, durante el entrenamiento de ayer en Mareo.

Y la crisis se elevó a nivel de tragedia cuando Rachid, un jugador descartado hasta hace unas semanas, se echó la mano a la parte posterior del muslo, a los isquiotibiales y dijo basta. Los gestos del centrocampista francés dejaban claro que no podía seguir con el entrenamiento. Paco Herrera, en el deseo de que fuera un problema menor, tardó unos minutos en darse por aludido, hasta que terminó por acercarse a Rachid y escuchar su versión de los hechos. Herrera suspiró y miró al cielo buscando clemencia, mientras autorizó al último centrocampista que le quedaba en pie a retirarse a los vestuarios.

El tema de las lesiones musculares alcanza el cariz de asunto de estado en el Sporting. A día de hoy son ocho los futbolistas en el parte médico, con lo que Paco Herrera sólo tiene a su disposición catorce jugadores del primer equipo. Las cifras se endulzarán previsiblemente con la recuperación de Canella, que completó la sesión junto a sus compañeros y podría recibir el alta médica a tiempo del encuentro del viernes. También se espera a Xandao, aunque tres días antes del partido sigue sin comparecer por el terreno de juego.

El club evitó dar demasiados datos sobre lo sucedido con Rachid. Se limitó a señalar que el centrocampista se retiró por precaución y que su presencia en Barcelona queda pendiente de evolución. Rachid no está descartado para el encuentro del viernes, pero tampoco nadie asegura que pueda entrenarse con sus compañeros esta mañana.

Casi al mismo tiempo que el francés se dolía de los isquiotibiales, el club informaba de que Álex Bergantiños tiene una rotura de fibras de grado I en los isquios de su pierna derecha. Se estima un periodo de recuperación de unas dos semanas.

Quien sigue esperando para conocer el alcance de su lesión es Jordi Calavera. Las primeras exploraciones apuntan a que puede ser algo más serio y por eso hay menos urgencia en someterlo a la prueba radiológica. Se espera a que se reduzca el edema para poder precisar el diagnóstico del lateral derecho catalán. Otro problema importante para Herrera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook