31 de enero de 2018
31.01.2018
La Nueva España

Nano Mesa, en boca de gol

El Tenerife, que tiene una opción de tanteo sobre el jugador, interfiere en la operación, pero el Eibar prefiere la opción del Sporting - El club rojiblanco explora el regreso de Guitián del Valladolid, mientras que Pablo Pérez ultima su posible salida del equipo

31.01.2018 | 01:59

El Sporting cerró ayer una jornada frenética en los despachos que concluyó sin ningún anuncio oficial. La llegada del delantero del Eibar Nano Mesa, cedido al Levante, se da por segura en todos los ámbitos, pero desde la planta noble se advierte de que la intromisión del Tenerife, con un derecho de tanteo sobre el futbolista, retrasa su rúbrica por el Sporting. Paralelamente, Miguel Torrecilla exploró el posible regreso a Gijón de Alberto Guitián, un futbolista que encaja como un guante en el perfil descrito por el director deportivo de futbolista polivalente, que puede cubrir tanto la defensa como el centro del campo. Esta operación ofrece más dudas, por el pasado rojiblanco del futbolista y por lo que supondría al ser un tapón para Cristian Salvador. La puerta de salida se abre también para Pablo Pérez, quien ayer seguía manejando una oferta que al club le parece insuficiente para dejarlo salir cedido.

Al contrario que en eneros anteriores, la última jornada de mercado se antoja larga para el Sporting. El club tiene varias operaciones bien encarriladas, pero pendientes de resolver. Los casos más evidentes son los de la delantera. Stefan Scepovic lleva desde el domingo en Hungría para incorporarse a las filas del Videoton, a la espera de que se confirme oficialmente el final de su etapa como jugador en propiedad del Getafe.

La llegada de Nano Mesa como su sustituto pasó por distintas fases a lo largo del día. El acuerdo se da prácticamente por cerrado y el futbolista incluso podría viajar hoy a Gijón desde Valencia. Nano se entrenó ayer por última vez a las órdenes de Juan Ramón Muñiz y tras la sesión se despidió de sus compañeros del Levante. Las opciones que maneja son el Sporting y el Rayo Vallecano, aunque su destino parece Gijón, adonde llegaría en calidad de cedido y con una opción de compra.

Esta operación está únicamente pendiente de salvar un último obstáculo. El Tenerife, club de origen del futbolista, logró incluir en el acuerdo para su traspaso al Eibar por 3,2 millones de euros una cláusula que le reservaba un derecho de tanteo en caso de una cesión a Segunda División. Por tanto, si los canarios igualan la oferta del Sporting tendrían preferencia. El Eibar no quiere que el futbolista regrese a Tenerife y se decanta por la opción del Sporting. El fichaje de Nano Mesa por el club rojiblanco se da casi por seguro.

Por otro lado, Torrecilla trabaja en la búsqueda de un jugador para la zaga. El director deportivo y a Baraja les gustaba la opción de Alberto Guitián, un viejo conocido de la casa. En la planta noble, este movimiento ofrece más dudas porque el jugador se fue libre hace año y medio y porque taparía la progresión de Cristian Salvador, un futbolista de idéntico perfil. La posible llegada de Guitián ha quedado en espera hasta valorar otras opciones que maneja Torrecilla. Un futbolista por el que ha preguntado Torrecilla es el central uruguayo Erick Cabaco al que el Levante no deja salir. En cuanto a la operación salida, salvo sorpresa de última hora, el único movimiento que se espera es la marcha de Pablo Pérez. El gijonés quiere buscar fuera los minutos que no encuentra en Mareo y el Alcorcón, donde ya jugó cedido la temporada pasada, aspira a volver a tenerlo a préstamo. El problema es que la oferta alfarera está lejos de satisfacer al Sporting. Xandao, Viguera y Quintero, salvo movimiento inesperado, seguirán en el club.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas