14 de abril de 2018
14.04.2018

Baraja mantiene la duda de Jony, no forzará a Santos y descarta a Guitián

"Es una pasada que vayan cinco mil personas a apoyarnos a Valladolid, toda una motivación y una responsabilidad", dice el Pipo

14.04.2018 | 02:09
Jony, ejercitándose durante el entrenamiento de ayer en El Molinón.

"Con Jony valoraremos, junto al doctor, si tiene opciones de entrar en la lista. Depende de lo que él nos transmita. Igual hay que pensar en que no empiece de inicio". Baraja da alguna opción de que el cangués, que ayer se entrenó junto a sus compañeros por primera vez esta semana, esté disponible ante el Valladolid, mientras que frena el optimismo respecto a Santos. "Se encuentra bien, pero llega justo. Hay que ser cautelosos respecto a la recuperación", detalla el Pipo, que da por perdido al uruguayo al igual que a Guitián, al que valora como baja ya que se ha decidido no abonar al cuadro pucelano los 50.000 euros vinculados a la "cláusula del miedo", ya que el cántabro está cedido por el rival de mañana. "Con Jony o sin él tenemos que hacer un gran partido en Valladolid", afirma el Pipo, que quiere corresponder a la Mareona en territorio pucelano. "Es una pasada que vayan cinco mil personas a apoyarnos. Es una motivación y una gran responsabilidad", destaca ante la visita a Zorrilla. Un campo que conoce muy bien el entrenador del Sporting, ya que fue en el que dio sus primeros pasos como futbolista profesional. "Es algo muy especial volver a casa, pero no perdemos de vista que será un encuentro de dificultad extrema", afirma el técnico vallisoletano.

Baraja asume la dificultad de preparar el partido con la incógnita de la filosofía que traerá Sergio González, que esta semana ha sido designado como nuevo entrenador del Valladolid. "Creo que los tiros irán por un 4-4-2", apunta sobre el dibujo táctico, tras tomar como referencia el método de trabajo del catalán durante su etapa en el banquillo del Espanyol. "Ahora veo a siete u ocho equipos que, con los puntos que quedan, tienen todos opción de llegar al objetivo. Estamos todos en un pañuelo", concluye cuando se le pregunta sobre los rivales más fuertes. "Estas dos salidas a Valladolid y Cádiz serán tan difíciles como las de Almería y Huesca", sentencia.

Sergio juega al despiste

Si Baraja juega al despiste con Jony, Sergio no se queda atrás. "Quiero un equipo compacto, juntito y equilibrado", comentó ayer el catalán sin querer detallar qué sistema táctico utilizará. "Tenemos claro qué partido tenemos que hacer. Adelantar cualquier situación sería darle pistas al contrario, que investiguen ellos", señaló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook