30 de mayo de 2018
30.05.2018

El Sporting prohibirá acceder a la grada de animación a hinchas con antecedentes

El club busca hacer frente a la violencia ultra con unas normas que se ven "con muchas dudas" desde el Observatorio: "No se quieren tomar medidas"

30.05.2018 | 03:28

El Sporting planea crear una grada de animación de cara al año próximo como medida para intentar hacer frente a los episodios de violencia ultra que la directiva insiste en tachar de "esporádicos". Así, y como medida de mayor calado, el club prohibirá el acceso a esta grada -que viene a sustituir el actual fondo joven donde se reúnen los Ultra Boys- a todas aquellas personas que tengan antecedentes por algún delito de violencia relacionado con el deporte.

Así lo aseguraron ayer fuentes del consejo de dirección del club que enfatizaron que "para actuar, hay que tener unos motivos que lo acrediten", entendiendo que "no podemos expulsar a alguien sin un respaldo, tienen que tener antecedentes o haberse visto implicados en actuaciones violentas". Sin embargo, sí informaron de que "estamos en fase de identificación para proceder a la expulsión" de varias personas, aun sin concretar si será una expulsión de facto del club o únicamente del fondo joven, futurible grada de animación.

Desde el Sporting se insistió en que "seguimos trabajando para erradicar la violencia en el fútbol" aunque, explican, "solo podemos actuar dentro del campo, lo que ocurre fuera ya no depende de nosotros, tenemos muchas limitaciones".

Unas medidas que desde el Observatorio contra la Violencia -que ayer se reunió con miembros del club y del Ayuntamiento- se ven "con muchas dudas sobre la implicación real del Sporting". Fuentes del Observatorio aseguraron ayer que "queremos confiar, pero desde el Sporting no se nos está poniendo fácil. Las medidas las recepcionaron, pero no las están poniendo en marcha". De hecho, insisten: "el club aún no es consciente de la gravedad del problema y no quiere tomar las medidas necesarias para erradicarlo".

Desde el Observatorio, piden que se haga efectiva la creación de esa grada de animación y que en ella "se lleven a cabo iniciativas de verdad, no que se firme un papel y no se haga nada".

En la reunión ayer del Observatorio se acordó llevar a cabo una serie de campañas en el deporte base para acabar con estos actos violentos, haciendo especial hincapié en "la necesidad del respeto entre jugadores, aficionados, entrenadores, árbitros o padres". Además, la entidad elaborará un diagnóstico de la violencia en la ciudad: sus causas, sus características o los espacios donde se da.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook