10 de junio de 2018
10.06.2018

El Sporting de los expucelanos

Baraja, Diego Tuero, Mariño, Carmona, Guitián, Álex Pérez y Álex López se juegan el ascenso ante el Valladolid, su antiguo equipo

10.06.2018 | 01:08
Carmona

Ni uno, ni dos, ni tres. Siete. El Sporting cuenta en el vestuario con amplia experiencia blanquivioleta. Empezando por su entrenador, Rubén Baraja, que dio sus primeros pasos como profesional del fútbol en Valladolid. Continuando por su preparador de porteros, Diego Tuero, que pasó por Pucela formando parte del cuerpo técnico que lideró Rubi en la campaña 2014-15 y terminando por cinco de sus futbolistas: Mariño, Guitián, Álex Pérez, Carmona y Álex López. Todos defendieron, en su día, los colores del rival de hoy, con el que se jugarán tener sitio en la eliminatoria final para subir a Primera.

Rubén Baraja debutó en septiembre de 1993 en Primera División como futbolista del Valladolid, dando el salto desde el filial pucelano. Un escenario que ahora se disputa con el club que le vio nacer futbolísticamente. Dos temporadas después de aquel primer encuentro, cerraba su etapa en el club de su tierra para dar el salto al Atlético de Madrid. No volvió a defender esos colores desde entonces. El vínculo del entrenador del Sporting con el rival al que hoy intentará remontar el 3-1 de la ida sigue siendo, en todo caso, estrecho. En la visita liguera a Zorrilla reconoció la singularidad de regresar al lugar donde todo empezó para él.

El siguiente en pasar por Valladolid fue Carlos Carmona. El balear vistió de blanquivioleta durante la campaña 2005-06, en Segunda. Tenía entonces 18 años y llegaba procedente del Mallorca. Participó en 15 encuentros en un conjunto en el que también estaban futbolistas como Javier Baraja, hermano del actual técnico rojiblanco, o Iván Hernández, ahora segundo entrenador del Sporting B.

Diego Mariño también sabe lo que supone defender el marco del Valladolid. El meta vigués defendió la portería pucelana en la campaña 2013-14, en Primera. Un año en el que completó un gran papel a pesar de que el equipo no pudo evitar el descenso. Tras esa caída a Segunda, varios inquilinos del vestuario del Sporting pasaron por allí para intentar ayudar a la vuelta a la máxima categoría. Entre los proyectos más ilusionantes estaba el de Rubi, en la 2014-15, justo la temporada siguiente del adiós de Mariño. Con él iba Diego Tuero, entrenador de porteros rojiblanco y, entonces, encargado de esta faceta a orillas del Pisuerga. No llegó el ansiado ascenso y el proyecto terminó esa misma campaña, iniciando Tuero un camino junto al técnico catalán que le llevaría a Gijón.

Los últimos en pasar por Valladolid han sido Alberto Guitián y Álex Pérez. Los dos centrales del Sporting formaron el centro de la zaga del conjunto pucelano la pasada campaña, quedándose a las puertas de disputar la promoción de ascenso a Primera. Un objetivo que sí han conquistado esta campaña en Gijón, aunque ninguno de ellos pudo participar en el encuentro de ida disputado el pasado jueves en Zorrilla. Álex Pérez volverá a estar disponible tras cumplir un partido de sanción, mientras que el cántabro, aquejado de una lesión que le ha mantenido al margen durante las últimas semanas, está a la espera de poder ayudar en la siguiente ronda. Además Álex López, que el pasado jueves jugó los últimos minutos en sustitución de Rubén García, disputó 30 partidos la pasada temporada en Valladolid, tras llegar procedente del Celta.

En el Sporting hay más vínculos todavía con el Valladolid. Los hubo esta misma temporada, ya que Paco Herrera abrió la campaña en el banquillo gijonés procedente de la entidad blanquivioleta. Junto a él también llegaron dos de los hombres con los que había trabajado en Zorrilla: Ángel Rodríguez, segundo entrenador y David Chorro, preparador físico. Ninguno continúa en la disciplina rojiblanca. En la entidad sí hay otros casos de trabajadores que también pasaron por el próximo rival de los gijoneses. Al anteriormente citado Iván Hernández se une, por ejemplo, Toño Torrecilla, miembro de la secretaría técnica que fue futbolista del Valladolid, en Primera, entre 1984 y 1988.

El Sporting cuenta en su haber con haber militado durante 42 temporadas en Primera División. Un número que espera engordar a partir de la siguiente campaña, a través del éxito en esta fase de ascenso en la que se ha topado con un rival que, entre otros nombres, cuenta con el "Pichichi" de la categoría, Jaime Mata. Sería la primera vez que consigue dar el salto a la máxima categoría a través de una promoción de ascenso.

El Valladolid, por su parte, también tiene en su haber 42 campaña en la máxima categoría del fútbol español. Lugar al que espera retornar para poner fin a cuatro años consecutivos en el "infierno" de la Segunda. El conjunto pucelano figura, curiosamente, entre los diez que más veces se ha enfrentado al Sporting a lo largo de la historia rojiblanca, superando las ocho decenas de duelos. Cifras que dan muestra de la trayectoria y peso que ambas entidades tienen en la historia del fútbol español. El Molinón decidirá ahora quién sigue el camino a Primera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook