23 de julio de 2018
23.07.2018

Rubén García da el sí al Sporting

El club inicia una nueva ofensiva para firmar esta semana al valenciano, a quien el Levante ha dejado sin dorsal del primer equipo - El de Xátiva mantiene a los rojiblancos como su primera opción mientras los granotas frenan su marcha con la carta de libertad

23.07.2018 | 01:39
Rubén García, durante un entrenamiento con el Levante.

El Sporting inicia la semana con la intención de que sea la definitiva para la vuelta de Rubén García. El club cuenta con el sí del futbolista, que tiene a los rojiblancos como su primera opción siempre que se consiga acordar su salida del Levante. Los granotas, que han dejado al de Xátiva sin dorsal del primer equipo en el reparto realizado en la plantilla (a Rubén García le ha tocado el 30) se resisten a dejarle marchar con la carta de libertad y se ciñen a que le resta un año de contrato. La llegada de nuevos refuerzos a Valencia puede acabar de abrirle la puerta de salida.

La tercera semana de la pretemporada puede traer dos caras nuevas para el conjunto de Baraja. Al menos, en esa línea trabaja el Sporting, que entre las líneas abiertas tiene en Rubén García una de las ofensivas en la que pretenden avanzar en los próximos días. Los rojiblancos esperan acabar de convencer a un Levante que no tiene prisa en desprenderse del jugador. Al menos, hasta que lleguen refuerzos. Los granotas esperan concretar la llegada del futbolista del Oporto Hernani, un extremo luso cuya operación está pendiente de concretarse. En el caso de que se cerrara en estos próximos días, la marcha de Rubén García podría ya agilizarse.

El entrenador del Sporting asume que le tocará esperar para conseguir en el mercado algunos de los objetivos acordados con Torrecilla. Baraja, al mismo tiempo, ha reconocido la necesidad de poder ir contando con más futbolistas para darle personalidad al juego del equipo y también para avanzar en el proyecto que volverá a luchar por el ascenso. El Pipo hizo público el interés por la vuelta de Rubén García, en una operación avanzada por LA NUEVA ESPAÑA, a quien el club quiere convertir en un jugador importante de la plantilla. El deseo del Sporting pasa por hacerse con el jugador en propiedad.

La posible llegada de Rubén García frenaría otra de las vías abiertas por el Sporting para reforzar la zona ofensiva: David Concha. El cántabro continúa a la espera de resolver su futuro, ya que saldrá cedido de la Real Sociedad, donde no entra en los planes de Asier Garitano. Concha, que se convirtió el pasado fin de semana en uno de los goleadores donostiarras durante el amistoso disputado ante el Eibar, es observado por los técnicos como un futbolista de condiciones similares a los que ya se cuentan en la plantilla. Un perfil de futbolista de banda con tendencia a meterse al centro que con Carmona, Isma Cerro y Rubén García, en el caso de que se concrete su vuelta, se vería cubierto.

Demirovic, a Francia

El interés del conjunto rojiblanco es que los últimos días de julio también sirvan para conseguir la llegada de, al menos, uno de los tres delanteros que necesita el equipo. Torrecilla ya sabe que no podrá contar con el atacante del Alavés Demirovic. El bosnio ha decidido irse al fútbol francés, reforzando al Sochaux, de la Segunda División gala. Allí tendrá de entrenador a un exrojiblanco, José Manuel Aira, que acaba de tomar las riendas del equipo. Demirovic ha aceptado esta oferta como estrategia del club, ya que el Alavés asumió este verano la gestión del Sochaux, incluyéndole dentro de una política deportiva en la que cuentan con otros clubes de Croacia y Finlandia como afiliados. Álex Alegría, del Betis, es otro de los jugadores en la agenda, aunque su caso tampoco se valora como sencillo. El club desea hacer una apuesta fuerte en la parcela del goleador, asumiendo también que es lo más caro en el mercado. En este sentido, un posible traspaso de Sergio Álvarez daría un margen diferente. La marcha del avilesino, en todo caso, no se valora como algo inminente, toda vez que Torrecilla mantiene la idea de remitirse a la cláusula de rescisión. Una estrategia abierta a cambios, como ya sucedió durante el verano pasado con Meré.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas