Pasadas las diez de la noche, Federico Barba abandonó las instalaciones de la escuela de fútbol de Mareo. Según el club, aún no ha llegado una oferta de tres millones por el traspaso del central, cifra marcada en la clausula de rescisión del italiano. El jugador -en la foto- estuvo reunido más de una hora con Torrecilla y Javier Fernández, presidente del club.